Avisar de contenido inadecuado

La vergüenza del gas

{
}

Recuerdos del presente

 

La vergüenza del gas

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Unos meses antes del mundial Brasil en 2014, los eficientes operadores de la transnacional del narcotráfico estuvieron muy afanados en acopiar la suficiente droga para atender la demanda adicional de los consumidores que habrían de llegar de todo el mundo.

Un equipo de Discovery Channel estuvo en la región de Pando y comprobó que las previsiones de los narcos habían hecho subir el precio de las avionetas Cessna que se usan para trasladar la droga, y los pilotos, que ganan 30.000 dólares por viaje, estaban recibiendo 50.000.

Es que, como se sabe, el cliente siempre tiene la razón y quien vende un producto tiene que mostrarse serio, a fin de retener la clientela. Una transnacional seria no puede dejar a sus clientes sin el producto.

Con ejemplos tan cercanos, lo que debió haber hecho YPFB para evitar la multa de Enarsa por la falta de provisión de gas era prever. No es muy difícil el ejercicio. Había que observar la tendencia de la producción,que estaba en bajada porque los campos se están agotando. Y, por otro lado, había que revisar los volúmenes comprometidos.

Así, se tenía que la producción estaba en julio pasado en 54 millones m3/d, y que subió en octubre, con la incorporación de Incahusasi, a 57,1.

Se toman esas cifras de producción en una columna y en otra se enumeran los compromisos: 30 millones a Brasil, 20 a Argentina y 12 al mercado interno, lo que da 62 millones. “No contiene”, hubiera dicho mi profesora Elisa Pareja de la escuela “7 de Noviembre” de Tupiza.

Entonces, lo que debía haber hecho YPFB era plantear el tema a los compradores. Darles alguna explicación y proponerles unos cambios en los contratos a fin de reducir los volúmenes.

Como no se habían tomado previsiones más serias, para aumentar la producción, había que evitar por lo menos la vergüenza.

Porque esto de la multa argentina, que es la primera deotras en preparación y en cálculo, es una puñalada a la tan costosa propagandade “Bolivia centro energético”, “corazón palpitante de energía de Sudamérica”, etc.

Mauricio Macri pagó las facturas rezagadas que dejó doñaCristina, y de las cuales el gobierno boliviano ni siquiera informaba, pero al hacerlo mostró que quiere las cuentas claras, y que él no es del club del Socialismo del siglo XXI.

Y, atentos, porque quizá Brasil también tenga sus facturas y sus multas.

Si no puedes hacer las cosas en serio, dedícate a otra cosa.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La vergüenza del gas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.