Avisar de contenido inadecuado

¿Es, de veras, al Pacífico que se quiere salir?

{
}

Economía de palabras

 

Una salida, ¿al Pacífico?

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Por la actitud que tiene el gobierno hacia toda la cuenca del Pacífico, habría que dudar de que las gestiones que hace en La Haya sean para que Bolivia tenga un acceso a ese océano, el más grande del planeta.

Los presidentes de la Alianza del Pacífico son todos unos “lacayos del imperialismo” (lo dijo el presidente Morales) y todos los países ribereños, que cobijan a 80% de los habitantes del planeta, no tienen importancia para el gobierno boliviano: no prestó atención a la cumbre de la APEC realizada en Beijing.

En esa reunión se definió la política comercial del siglo XXI, pero en la visión de los estrategas bolivianos es algo sin importancia, algo despreciable.

El embajador Gonzalo Montenegro hizo, hace dos meses, una exposición sobre el peso que tiene el Pacífico en la economía, el comercio y la política del planeta. Y cuestionó que no se persista en la actitud de anteriores gobiernos, de proclamar a un país del Pacífico, incluso porque eso fortalece su reclamo de una salida soberana.

Pero, curiosamente, el actual gobierno mantiene la actitud contraria, de repudio a toda esa cuenca, con lo que, por supuesto, contradice o por lo menos debilita la demanda ante Chile y Perú.

Es cierto, Bolivia nació con accesos a ambos océanos, uno directo con el Pacífico y el otro a través de los ríos del Acre, además de la conexión con la cuenca del Plata.

Pero el Pacífico pesa mucho en la economía y en la realidad bolivianas. Toda la industria minera del altiplano y parte importante de la agroindustria cruceña operan en contacto con puertos del Pacífico. El contrabando de entrada, sobre todo de productos chinos, así como los autos “chutos” y la ropa usada, llegan desde puertos controlados por Chile.

La actitud de rabioso desprecio hacia el Pacífico se entendería mejor si el gobierno tuviera un comportamiento activo hacia el hidrovía Paraguay-Paraná, pero eso no ocurre. Todo es contradictorio.

Aparte de la gastadera de dinero y de las figuraciones de la demanda en La Haya, un poco de coherencia, por favor.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Es, de veras, al Pacífico que se quiere salir?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.