Avisar de contenido inadecuado

Vecinos no creen en el gas boliviano

{
}

Recuerdos del presente

 

La mascarada del gas

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Con el gas natural, ha llegado la hora de la verdad.

El gobierno había estado ignorando el déficit de suministro para el mercado interno, pero ahora son Brasil y Argentina que quieren hablar en serio.

En el congreso de la CBH se ha conocido formalmente que, antes de firmar un nuevo contrato de compra de gas natural boliviano, Brasil quiere tener certeza de que Bolivia cuenta con el gas suficiente.

No con palabras, sino con hechos, Argentina dice lo mismo: se niega a construir el ducto de conexión dentro de su territorio que le permitiría recibir los 27,7 millones m3/d comprometidos. El ducto costaría 1.000 millones de dólares y es probable que Argentina quiera tener certeza de que Bolivia tiene el gas necesario, para no hacer, en vano, una inversión tan grande.

Podrán seguir mintiendo los funcionarios de YPFB, podrán seguir anunciando grandes inversiones, como la de la rusa Gazprom, que quiere invertir sólo en los campos en explotación (¡qué vivos!), pero la verdad es que las reservas de gas están disminuyendo.

Con una política diferente, los peruanos consiguieron recibir inversiones y elevar sus reservas, de un volumen insignificante, a uno que les permite exportar GNL a México y Estados Unidos.

Lo que corresponde ahora es hacer un inventario verdadero, sin mentiras, sin chanchullos, sobre el equilibrio demanda-oferta de gas.

Habrá que incluir todos los volúmenes de la demanda interna no atendida, volúmenes que fueron negados, ignorados, postergados, y todos ellos compensados con propaganda.

Si no hay gas para el Mutún es porque los hindúes son unos tramposos. Si no hay gas para el cemento es porque Doria Medina es opositor. Si hay cientos de barrios con “conexiones domiciliarias” aparentes, con tubos que se muestran para la propaganda, pero que no tienen gas, es porque hay periodistas perversos.

El sueldo de Bolivia, el ingreso del gas, está ahora en peligro. Ya no sirven los pretextos ni las mentiras ni la propaganda.

Si la demanda de los bolivianos no ha servido para revelar la verdad, que la demanda de los argentinos y brasileños permita quitarle la careta a esta mascarada.

Un consejo: el gobierno no tendría que tragarse su propia propaganda.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Vecinos no creen en el gas boliviano

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.