Avisar de contenido inadecuado

Vecinos ingenuos sobre la droga

{
}

Recuerdos del presente

Vecinos ingenuos

 Humberto Vacaflor Ganam

 

Mal comienzo tienen las conversaciones Bolivia-Chile después de las fricciones del agua dulce-agua salada radicadas en La Haya con abogados muy bien pagados de ambos lados, sin contar los voceros.

Se trata ahora de una iniciativa difícil: un diálogo de cooperación mutua entre el país productor y exportador de droga con el país importador involuntario de esa droga. La Organización Mundial del Comercio jamás había cobijado semejante diálogo.

Hay algo de deshonesto en la postura boliviana, que Chile podría, si quisiera, llevar incluso a La Haya III. Mientras habla de intercambio de información para frenar el tráfico de droga, el gobierno boliviano acelera la aprobación de una ley que aumentará la producción de materia prima para esa droga.

Con mucha razón, los chilenos podrían preguntar si estas negociaciones se van a hacer solamente sobre lo que ocurre en la frontera, o si Bolivia tiene alguna responsabilidad de lo que pasa en su territorio.

Y preguntar, por ejemplo, si la ley boliviana que fija en 12.000 hectáreas la superficie destinada a la coca se cumple, o no. Y si no se cumpliera, quizá preguntar a Bolivia si necesitaría alguna ayuda para hacer cumplir esa y otras leyes dentro de territorio boliviano. Una sugestión que, por supuesto, habrá que rechazar, por atrevida.

Lo que se debería alegar en ese caso es que cada gobierno tiene la potestad, inalienable, imprescriptible y soberana, de hacer que algunas leyes se cumplan en el territorio que administra y que otras no se cumplan en absoluto. Eso se llama soberanía, que no se discute.

Pero Chile no se ha de atrever a semejante osadía, porque, yendo en esa dirección, tendría que verse en la necesidad de ayudar al gobierno boliviano a hacer cumplir la ley que prohíbe la importación y el comercio de la ropa usada. Y ahí entramos en un berenjenal.

Es que esa ropa llega a Iquique y luego, a través de Bolivia, está en Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. Entramos así en la necesidad de admitir que se trata de un tema que debe ser tratado por el Mercosur.

Si estas conversaciones se estancaran por esas complicaciones, quizá el gobierno boliviano termine diciendo a las autoridades chilenas que deben concentrarse en reducir la demanda de droga en su país. Esta fórmula no falla.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Vecinos ingenuos sobre la droga

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.