Avisar de contenido inadecuado

Los vecinos condenan a Bolivia

{
}

Economía de palabras

Vecinos condenan a Bolivia

Humberto Vacaflor Ganam

 

El gobierno boliviano ha decidido vender a Paraguay los excedentes de GLP que produce la planta separadora de Yacuiba, a un precio inferior al que rige en el mercado boliviano, y sin droga.

La única condición que pusieron las autoridades paraguayas para que se produzca el negocio y se firme el acuerdo es, además del precio especial, que los camiones cisternas que lleven el producto desde Yacuiba sean paraguayos, no bolivianos.

Con los antecedentes que existen, de los camiones cisternas bolivianos que llevaron gas a Argentina junto con cocaína, los paraguayos no quieren saber de camioneros bolivianos.

No son el único país vecino que desconfía de los camioneros bolivianos. El canciller chileno, Heraldo Muñoz, dijo hace pocos días que los controles a los camiones bolivianos de parte de la aduana chilena se deben a la droga que acarrean algunos de ellos.

Por delicadeza, Muñoz no habló del general de la policía boliviana, que había llegado a ser “zar antidrogas”, que fue detenido en Chile con 150 kilos de cocaína y que ahora está cumpliendo una condena en Miami.

El gobierno boliviano dice que su método para combatir al narcotráfico es un modelo internacional que muchos quieren copiar. No se guía por la actitud que tienen los países vecinos, una actitud de repudio y desdén hacia Bolivia.

Un corredor ferroviario concebido por Perú y Brasil, con financiamiento chino, iba a excluir a Bolivia, para lo que se proponía hacer un rodeo muy grande, por el norte, pasando por el Acre.

Otro corredor, esta vez carretero, concebido por Brasil, Paraguay, Argentina y Chile, está haciendo lo mismo, aunque por el sur: está evitando tomar contacto con territorio boliviano.

El ministro de Economía, Luis Arce Catacora, debió abandonar su obligación de revisar la calidad de las alfombras persas, de seda natural, que había ordenado para su oficina, sólo porque debía hablar con autoridades peruanas para que acepten que el ferrocarril pase por territorio boliviano. Un sacrificio que podría llevarlo a caminar sobre alfombras ordinarias, de producción boliviana, hechas con lana de alpaca o de oveja, pero un sacrificio que valía la pena hacer.

Es que los países vecinos no entienden que Bolivia está aplicando una receta única contra el narcotráfico, que consiste en dejarlo hacer hasta que se harte, y decida dedicarse a actividades sanctas. Es cuestión de tiempo.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Los vecinos condenan a Bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.