Avisar de contenido inadecuado

Trump en la trampa de la realidad

{
}

Recuerdos del presente

Trump en la trampa

Humberto Vacaflor Ganam

 

Gabriel García Márquez decía que el mejor cuento que había leído en su vida era “La pata de mono” de William Wymark Jacobs, más conocido como W. W. Jacobs, autor inglés de origen sajón, por supuesto.

Que se podría resumir en la frase “cuidado con lo que deseas, porque quizá no estás preparado para recibirlo”. A veces, dice el cuento, las cosas que ambicionas mucho traen una factura demasiado pesada.

Algo así le está pasando a Donald Trump, que sorprendió al mundo entero con su victoria sobre la señora del fidelísimo Bill Clinton, no muy querida por el FBI.

El misógeno, racista, homofóbico y xenófobo mostró un manejo genial de los medios. Administró de manera magistral la antipatía que generaba en los periodistas. Todos los grandes diarios de Estados  Unidos, con excepción de uno de Las Vegas, estaban en contra de él.

Y eso es lo que él quería. Que hablen de él, que lo odien, pero que repitan lo que decía. Incluso cuando se mostró tan groseramente curioso de lo que hacía su bellísima esposa en la mesa de votación, estaba manipulando a los medios. Su mensaje era, dice un amigo mío: “no descuiden a sus mujeres: no vaya a ser que voten mal”.

Este Mike Tyson de la política consiguió su objetivo: ganó.

Ahora vienen las facturas. Ha tenido que decir, después de la entrevista con el presidente Barack Obama: “es un buen hombre”, o “le voy a pedir consejos”. Una semana antes estaba diciendo que era el peor presidente de Estados Unidos.

Y tiene que medir mucho en eso de retirar la flotilla del Mar de la China, como había ofrecido, porque resulta que esa es una ecuación demasiado compleja para resumirla en un mensaje electoral.

Tampoco puedes cobrar a los japoneses por ayudarlos a cuidarse de los chinos. Con los japoneses Estados Unidos tiene una cuenta muy grande que pagar.

Me decía un amigo norteamericano que llegó a Tarija que Trump ha hecho tantas promesas en su campaña que nadie las ha enumerado, aparte del muro que quiere hacer en la frontera con México. Un muro superficial, dice el Chapo, que no podrá contra los túneles.

Para resumir, como se dice en Bolivia: “otra cosa es con guitarra”. El aparato de las instituciones de Estados Unidos es muy fuerte. Incluso si eres albino, eres una pulga frente a ese aparato.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Trump en la trampa de la realidad

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.