Avisar de contenido inadecuado

Sustos de fin de año

{
}

Humberto Vacaflor

 
 


40

Millones de libras de coca fueron comercializadas este año en Bolivia.

40%

De ese total se fue con destino a Santa Cruz, hacia las fronteras con Brasil.

30%

Estuvo destinado a Tarija, fronterizo con Argentina.

Estados unidos está tratando de controlar el precio y evitar una caída muy fuerte. Según Exxon Mobil, en 2025 el gas natural será la segunda fuente más importante de energía para ese país que cuenta con grandes reservas y lidera la tecnología “shale”. En este momento hay 818 plataformas de extracción operando en Estados Unidos, en octubre eran 934, con esta reducción se pretende evitar el colapso del precio; la cuenta actual es la más baja desde enero de 2010.

Obsesión por el gasolinazo

Como ambiente para la época de navidad, el presidente Evo Morales ha elegido, por segundo año consecutivo, regalar a los bolivianos un clima de nerviosismo y zozobra por la posibilidad de un gasolinazo.

Esta vez dijo que sus seguidores, respondiendo a una encuesta, aprobaron con 52% la eliminación de las subvenciones para la gasolina y el diesel, pero no dijo nada del GLP (garrafas).

Hace un año hizo lo mismo y el 25 de diciembre partió hacia Caracas diciendo que no habría gasolinazo, pero a los pocos minutos su vicepresidente lo decretó. Lo que muestra que de nada vale la palabra del presidente sobre este tema, porque la cambia cuando quiere.

Lo que le está haciendo falta al presidente es aclarar las ideas. Hacer un balance costos-beneficio. Y luego tomar una decisión, pero de veras y no de burlas.

Quizá deba saber que, controlando las fronteras como se debe, el consumo de gasolina y diesel, además del GLP, podría bajar a la mitad.

Pero además, controlando el Chapare, todos los cisternas que llegan a la zona y que, algunos, no todos, entregan diesel a los fabricantes de droga, que lo usan como precursor, se podría reducir aún más.

Controlando fronteras y evitando dar diesel subvencionado a los narcotraficantes los costos para el Estado podrían ser menores. Y ese dinero que se ahorre, de veras, podría servir para aumentar el Juancito Pinto y la Renta Dignidad.

Pero lo que tiene que entender el presidente es que gobernar es una cosa seria, no es ninguna broma. Se sabe que no estaba preparado para el cargo, pero algún esfuerzo tendría que hacer para que las cosas no sigan empeorando.

Si va a decretar un gasolinazo, si tiene las agallas para hacerlo, o si ha tomado las previsiones ante posibles desbordes, que lo haga. Pero que deje de ejercitar los nervios de los bolivianos con alusiones a gasolinazos, sin darse cuenta de que está alimentando la fogata de la inflación.

 

Jindal golpea la mesa

Al cabo de cuatro años de haber firmado un contrato con el Estado boliviano, contrato que no se cumple por errores burocráticos y demoras calculadas, además de que falta gas natural, la empresa Jindal Steel & Power ha golpeado la mesa.

Anunció que irá a un tribunal internacional para reclamar por la ejecución de la boleta de garantía de US$ 18 millones de parte del gobierno boliviano, que ocurrió el año pasado.

Esta decisión es muy reveladora, porque es la primera vez que la empresa levanta la voz, después de haber soportado una serie de declaraciones de parte del Gobierno, comenzando porque demoraron tres años en entregarle los terrenos donde debía operar.

Pero la empresa, así como el Gobierno, saben que el verdadero problema es que falta energía. Y no se hace siderurgia sin energía, recordó hace poco Jaime Valencia, gerente de la empresa de origen hindú.

Por lo tanto, ahora la empresa ha decidido decir su verdad. Sabe que el Gobierno podría contestar denunciando el contrato y acusándola de haber demorado sus inversiones. Pero eso tendrá que verse ante un tribunal internacional.

Mientras tanto, el sueño de la siderurgia parece entrar en la nebulosa, nuevamente.

Se habló de la posibilidad de que una empresa venezolana se haga cargo del proyecto. Lo malo es que la empresa venezolana que controla una siderurgia que era de empresarios argentinos, ha manejado tan mal el emprendimiento que, en dos años ha hecho que su producción baje a una cuarta parte, según accionistas de la empresa.

 

 

 

CAUSA

Se habla y habla de gasolinazo

Hablar y hablar y hablar del posible gasolinazo, todos los días, elevando el tono todos los diciembres, con todos los argumentos que se puedan imaginar, como hace el presidente.

 

EFECTO

Suben los precios y la tensión

Provoca zozobra entre los ciudadanos y mucha inquietud entre los comerciantes y transportistas que, al final optan por tomar previsiones y acaparan combustible, además de elevar los precios de todo lo que venden.

El Gobierno dice que no tiene recursos para entregar el bono que reclaman los discapacitados del país, que están marchando de manera dramática con la intención de llegar a La Paz.

El senador masista Eugenio Rojas admite que el dinero que debía ser invertido para favorecer a los discapacitados, ese dinero que estaba destinado a los partidos políticos, es mal gastado por los diferentes ministerios.

{
}
{
}

Deja tu comentario Sustos de fin de año

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.