Avisar de contenido inadecuado

Sorprendido por la cosecha

{
}

Recuerdos del presente

 

Una cosecha sorpresiva

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El gobierno está cosechando frutos de una siembra desprolija.

Los dos primeros personajes del gobierno proclamaron, a dúo, que los masistas no eran libre-pensantes. Fue una orden. Las neuronas de los masistas debían ser puestas en receso. Salvo que quienes se atrevan a usarlas quieran ser tildados de traidores al “proceso de cambio”.

Esta ofensa provocó hasta ahora una sola reacción en el parlamento: Rebeca Delgado protestó contra aquella voz de orden y ahora lo está demostrando a riesgo de perderlo todo.

El periodista Ramón Grimalt quiso mostrar que, a pesar de trabajar en un canal de Tv comprado por un socio extranjero del masismo, él tiene derecho a pensar y a expresar sus ideas.

Los dirigentes de la COB están demostrando que el gobierno debe tener cuidado cuando llega a acuerdos con dirigentes poco escrupulosos. Si Pedro Montes aprobó la reforma del sistema de pensiones, lo habrá hecho por alguna razón o algún monto. Pero los actuales dirigentes no tienen porqué reconocer esos compromisos. Dicen que el sistema es injusto y que hay que revisar ese compromiso anterior. Más o menos lo que dice Bolivia en su diferendo con Chile.

El gobierno dice ahora que los trabajadores de Huanuni son responsables de la crisis de esa empresa. Olvida el gobierno que fue su decisión propia aumentar la planilla de trabajadores de 700 a 4.700, por afanes demagógico. Si ahora esa planilla sobrecargada provoca que la empresa esté en déficit o “en quiebra”, como dice el presidente, no es, ciertamente, responsabilidad de los trabajadores.

Los 95.090 millones de dólares que el gobierno manejó desde 2006 hasta 2012 han sido mal manejados. Un monto que equivale al que usaron durante 25 años los gobiernos anteriores los usó el MAS en seis años.

Este gobierno recibió recursos que son cinco veces más que cualquier gobierno anterior. Cinco veces más, dice José Luís Parada en un estudio sobre este despilfarro. ¿Hay ahora cinco veces más escuelas en el país, cinco veces mas hospitales, cinco veces más seguridad ciudadana, cinco veces más producción de hidrocarburos?

Lo que hay son fábricas millonarias que no funcionan, viajes dispendiosos del gobernante. El último que hizo fue a las Islas Fiji para asistir a una reunión intrascendente. Fue el único presidente latinoamericano al que se le ocurrió asistir a esa reunión. Sólo el costo de operación del avión fue de 150.000 dólares la idea y 150.000 la vuelta. Sin contar los viáticos, los hoteles caros, los acompañantes.

Así no se gobierna.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Sorprendido por la cosecha

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.