Avisar de contenido inadecuado

Secuestros, como en Somalia

{
}

Recuerdos del presente

 

Secuestrados en Somalia

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Tres economistas acaban de escribir un ensayo acerca de cómo se manejan las negociaciones para liberar a los secuestrados de los piratas de Somalia, donde no existe un Estado desde 1991.

En ese territorio, que alguna vez fue un país, los piratas mantienen cárceles donde alojan a los secuestrados y los retienen hasta que han logrado negociar un rescate.

La dificultad principal es que no se sabe dónde se van a hacer esas negociaciones. Ni quiénes las van a hacer. Lo único que se sabe es que por los secuestrados mayores de edad se recibe menos dinero. Y que cuanto más tiempo están secuestrados, menos van a pagar por ellos.

Lo revelador es que las negociaciones deben hacerse en otros territorios,  porque dentro de Somalia no hay un lugar donde hacerlas.  Los secuestradores los tienen recluidos en  territorio somalí pero saben que, como no hay ni policía ni justicia ni ejército, podrían ser capturados por otras bandas.

Los grupos de corruptos que operan en Bolivia, y que fueron descubiertos, a medias, a raíz del caso de Jacob Ostreicher, tienen un comportamiento parecido al de los piratas de Somalia.

Saben que aquí no hay un Estado, en el sentido preciso de la palabra. Usan las cárceles formales como lugares de retención de sus secuestrados, con la ventaja de que no se deben ocupar de mantenerlos.

Quizá teman que, si se descuidan, otras bandas de extorsionadores puedan tomar control de sus secuestrados y cobren por su liberación.

Concebida de esa manera, la existencia de un Estado en ciernes o en proceso de ser destruido, para propósitos revolucionarios o no, es una comodidad para los secuestradores.

Es más complejo el aparato, pero se trata solamente de secuestradores. Intervienen remedos de sistemas judiciales, hay toda una parafernalia que semeja un juicio, pero sólo se trata de secuestros.

Abogados que actúan en nombre de un supuesto Estado, pero que en realidad están manejando a sus presas con mucha solvencia, son simples  secuestradores.

Nadie lo quiere decir, pero el caso Rozsa dio lugar a un negocio redondo de quienes lo manejaron. Millones de dólares cobraron estos secuestradores, con la ventaja de que ni siquiera tenían que liberar a sus secuestrados, porque estaban muertos.

A los piratas de Somalia no se les había ocurrido esta filigrana. Cobrar rescates por secuestrados muertos.

Y hay otros secuestradores en este territorio. Aquellos que manejan las presiones tributarias sobre empresas de diferente actividad. Algunas de esas empresas han debido ser vendidas de prisa, de mucha prisa, porque estaban asediadas por los secuestradores tributarios.

El riesgo principal de Bolivia es que cada vez se vaya convirtiendo en un territorio donde reinen los secuestradores, como en Somalia. Por el momento, un secuestrado ha llamado la atención.

Como en Somalia, el caso tuvo que ser negociado fuera de Bolivia. La Academia de Hollywood tuvo que intervenir, y el presidente del Estado bolivariano de Venezuela, Hugo Chávez.

Las catacumbas están llenas de secuestrados que esperan alguna ráfaga de justicia. Aunque llegue desde Hollywood.

Vacaflor.obolog.com

 


{
}
{
}

Comentarios Secuestros, como en Somalia

Concuerdo con ud. la comparacion que hace respecto a Somalia con el Estado Plurinacional (E.P) desde su punto de vista, desde el mio, observo mucha similitud con Afganistan, por las caracteristicas geograficas, corrupcion, delincuencia, modus vivendis y operandis y sobre todo el casi nulo control del Estado a exception de Kabul q' es la capital. el resto del Pais se encuentra bajo el control de los talibanes y al qaida . los cuales no tienen nada que envidiar a las fuerzas armadas revolucionarias Colombianas (FARC). pues son sustentadas por el poder economico que rinde la amapola y adormidera. nobles florecitas sagradas y emblematicamente usadas en pluri usos medicinales, segun ellos desde tiempos antiguos. Al igual q' en nuestro Pais, todos los campesinos afganos se dedican a la siembra de estas plantitas y la comercializacion de la resina es exclusiva de los talibanes y al qaida teniendo como plataforma sus fronteras y como mercados potenciales a Pakistane Iran y los mas osados cruzan el mar Caspio para proveer el mercado Ruso, Turco y Rumano logicamente en busca de abastecer la demanda Europea, Norteamericana y Asiatica y porsupuesto utilizando los poderosos contactos de los politicos corruptos que como sea tienen que aprovechar el momento que la vida agarrado de la mano de la suerte les brindo, Al igual que en el E.P. los campesinos por su condicion, son explotados al maximo y tienen q' cumplir con esa funcion. porque en realidad los que tienen que lucrar son los comercializadores con el visto bueno de los dirigentes y autoridades del momento.
Pese a que el trafico de droga es condenado con pena de muerte en estos Paises, a los talibanes, al qaida y musulmames les importa un carajo, porque para eso, periodicamente se ejecuta un par de incautos demostrando la vigencia y severidad de la Ley . pasado el show. inmediatamente siguen con el carnaval del opio los amapoleros y en el E.P. el carnaval cocalero.
buscar mas informacion en Google, el lucrativo negocio de la droga en afganistan. iran acuso a la otan de favorecer la produccion de droga en afganistan, etc, etc,....
Saludos de un lector, que le desea buena salud y fuerzas para seguir adelante.
VICTOR HUGO S VICTOR HUGO S 03/12/2012 a las 04:09
Estimado Victor Hugo, me gusta mucho su mensaje porque es informativo. Comparto su criterio. Creo que nos parecemos mas a Afganistan que a Somalia,aunque en este caso tambien hay una droga, un estimulante. Estoy preparando un ensayo sobre esos temas. Ojalá keyera usted este mensaje y me pasara su direccion para hacerle algunas consultas.
Gracias de nuevo, saludos cordiales
H Vacaflor

Deja tu comentario Secuestros, como en Somalia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.