Avisar de contenido inadecuado

Revolución en retroceso

{
}

Señales novedosas

(Siglo 21 N 1216)

Todos creían que el ministro de Gobierno, Carlos Romero, estaba hablando en broma cuando dijo, la semana pasada, que quería frenar las protestas, los bloqueos y los atropellos a la ley en el país.

Algo inaudito: Sin embargo, Romero ha producido, para sorpresa de todos los escépticos, la primera recuperación de una mina tomada por avasalladores desde que Evo Morales está en el gobierno. Expulsó a los 300 cooperativistas de Huanuni que tomaron por la fuerza la mina de estaño Sayaquira, de la empresa Barrosquira, y enjuiciará a sus dirigentes.

Ímpetu frenado: Por otro lado, en silencio, como no queriendo despertar sospechas de que su ímpetu revolucionario ha comenzado a flaquear, el gobierno ha puesto en la congeladora la “nacionalización” del campo petrolero de Caipipendi, anunciada con mucha euforia el 27 de enero pasado (ver Siglo 21 N 1208).

El consorcio formado por British Gas, Repsol y Pan American Energy acaba de hacer saber que el gobierno no ha materializado la expropiación de las acciones de los socios minoritarios de YPFB en ese campo petrolero. De paso, la BG hace saber que las socias de YPFB en ese campo cumplieron con el compromiso de inversión que tenían, con lo que debilitan el argumento usado por el presidente Morales para hacer aquel anuncio.

Para la platea: El mismo día del anuncio de la expropiación surgieron dudas sobre la voluntad real del gobierno de cumplir con esa medida que venia a afectar a una empresa con capitales argentinos, la Pan American Energy, justamente cuando las exportaciones de gas a ese país son la mitad del sueldo del gas que beneficia al gobierno.

El anuncio del presidente se hizo como respuesta a las exigencias del paro de protesta de los tarijeños, pero ahora queda claro que sólo quería contentar a esa región y debilitar una protesta que se estaba fortaleciendo.

Petroleras sorprendidas: No es aislado este gesto del gobierno frente a las petroleras. A mediados de marzo, el presidente a.i. de YPFB, Carlos Romero, estuvo en un congreso de petróleo y gas en Cartagena de Indias y ofreció a los petroleros un nuevo clima de garantías y de ventajas para las inversiones en Bolivia.

Petroleros de EEUU, Canadá y Colombia dijeron en esa reunión que querían conocer en detalle las nuevas condiciones que existen en Bolivia para la inversión en el sector. Lo mismo podían haber dicho los parlamentarios bolivianos, también ignorantes de los cambios que está aplicando el gobierno central en la política petrolera en pleno proceso de elaboración de la nueva ley de hidrocarburos.

Confusiones del vice: La semana pasada, para completar este panorama de cambios en la actitud del gobierno hacia el sector privado, el vicepresidente Álvaro García Linera presidió una reunión con empresarios privados deseosos de trabajar al unísono con el gobierno para mejorar la economía (legal).

Después de asistir a esa reunión, García Linera se encontró con estudiantes, a los que exhortó a convertirse en comunistas.

El gobierno del cambio está cambiando.

{
}
{
}

Deja tu comentario Revolución en retroceso

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.