Avisar de contenido inadecuado

Revolución de la aritmética

{
}

Economía de palabras

 

La verdadera revolución

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

En Venezuela, la oposición obtuvo 52% de los votos pero sólo le corresponde 37% de los puestos parlamentarios que estaban en juego.

En Bolivia, el partido de gobierno perdió en abril en siete de las nueve capitales de departamento pero con ingeniosos medios ha logrado recuperar dos y avanza hacia un empate.

¿Cuándo nos hablan de revolución, se refieren acaso a cambios en las leyes de la aritmética?

Lo que ocurrió en Venezuela fue que los votos de ciertos lugares valen más que los de otros lugares. Ingenioso el método.

Pero no es muy original. En Argentina el método para calcular la inflación consiste en que aquellos productos que suben muy rápido son descartados del cálculo.

Dicen que la base de la democracia es la fórmula “un ciudadano, un voto”. Pero en Venezuela se aplica aquella aberración que imaginó George Orwell, atribuida a los cerdos que conducían una revolución de los animales: “Todos los animales son iguales, pero hay algunos más iguales que otros”.

En la Venezuela de Hugo Chávez hay algunos venezolanos más iguales que otros, o que valen más. Ingenioso, pero no original.

En Bolivia, los pueblos originarios del oriente no tienen derecho a ser consultados ni escuchados para la explotación de recursos naturales que podrían afectar su medio ambiente.

La Pachamama, en este caso, no abarca a todos los lugares del país.

Es una Pachamama devaluada. Si la petrolera PDVSA quiere entrar a un lugar para operar, entonces la Pachamama tiene que retroceder.

Estas son, de veras, revoluciones originales, aunque quizá no originarias.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Revolución de la aritmética

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.