Avisar de contenido inadecuado

Revocatoria solución

{
}

Recuerdos del presente

 

Ministerio de coherencia

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Esta vez sí que parece de suma urgencia la creación de un Ministerio de Coherencia. El minero muerto la semana pasada fue víctima de los errores del gobierno en el tratamiento de la cuestión minera.

El ministro Mario Virreira, de Minería, admitió que el decreto supremo 1.337 por el cual el propio presidente, en Colquiri, creyéndose Salomón, dispuso que el yacimiento fuera dividido en dos, estaba errado. Lo que le faltó decir al ministro es que la muerte de Héctor Choque, de 31 años, es consecuencia de ese error.

La explicación del ministro es que la empresa Glencore se negó a entregar la información precisa, que hubiera permitido elaborar un decreto que no fuera errado, y que no causara muertes.

Los ejecutivos de la empresa que ahora ha decidido iniciar un juicio al Estado boliviano en tribunales internacionales, habían advertido que la situación de Colquiri era delicada, casi explosiva. Y que no era conveniente mover las arenas del lugar.

Allí convivía una empresa extranjera preparando un plan de explotación intensivo que hubiera acelerado la extracción de la riqueza que ahora Comibol calcula de un valor de 5.300 millones de dólares.

La respuesta de los funcionarios del gobierno fue que no, que el gobierno sabe lo que hace y, sobre todo, sabe “manejar” a las organizaciones sociales. Vaya manera de manejar organizaciones sociales que tiene este gobierno. Podía, por lo menos quitarles la dinamita que llevan a las marchas que deben hacer para resolver los problemas que el propio gobierno crea.

Pasado el problema, enterrado el joven minero, el gobierno dice ahora que Colquiri “no puede ser nacionalizada por completo”. Lo dijo el presidente Morales, que en el momento de la muerte del minero estaba de fiesta, proclamando a su candidata en el Beni, como si no supiera que los bolivianos le pagamos para que gobierne para todos, y no para que siga siendo candidato.

¿Cómo hará para evitar nacionalizar todo el yacimiento, si el sindicato, la federación y la COB se lo piden, amenazando incluso con exigir un referéndum revocatorio si no son atendidos?

Y ahora viene otro problema más. El gobierno se está comprometiendo con la Comunidad Andina de Naciones a aplicar una política severa para acabar con la “minería ilegal”. Mientras se producía la batalla minera en el Prado de La Paz provocada por el DS 1.373, un delegado del gobierno asistía a la reunión de la CAN para poner fin a la minería “ilegal”, es decir a la mayoría de las cooperativas.

En suma, después de haber creado el problema que terminó en tragedia, el gobierno prepara otro motivo de conflicto en las minas. Hay que admitir que en cuestión de crear embrollos, el gobierno es mucho mejor que en el afán de resolverlos. Es más imaginativo.

En pocas horas ha desafiado, de nuevo, a los asalariados y también a los cooperativistas. Eso sí, prepara una ley para que no puedan llevar dinamita en las marchas que hagan por estas nuevas provocaciones.

Quizá la solución esté en la idea de la COB, de convocar a un revocatorio.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Revocatoria solución

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.