Avisar de contenido inadecuado

De retorno del estatismo

{
}

Economía de palabras

 

No más nacionalizaciones

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Con todo disimulo, Raúl Castro está privatizando la tierra en Cuba. Es que en 2011 se dio un hecho histórico: la cosecha de caña de azúcar más baja de los últimos cien años.

Las granjas estatales cubanas no producen, para alegría de los productores norteamericanos, que venden a la isla hasta 70% de sus alimentos de origen agrícola.

La dinastía Castro demoró 50 años en llegar a esta conclusión.

Mucho menos está demorando Evo Morales, que ahora anunció su deseo de no hacer más nacionalizaciones, decepcionado por el comportamiento de los mineros de Huanuni.

Olvida que la cuasi quiebra de Huanuni no es resultado solamente del comportamiento de los trabajadores. Quizá por algún extraño concepto de la modestia, el presidente olvidó mencionar que para que se dé este desastre su gobierno hizo un aporte muy grande.

Elevar la planilla de Huanuni de 700 a 5.200 trabajadores de la noche a la mañana fue una decisión apresurada, incluso irracional. Quizá creyó el gobierno que en minería se da lo que en el cultivo de la coca: a mayor cantidad de productores, mayor la producción.

El presidente, en suma, está decepcionado de las nacionalizaciones. Tiene otros motivos para estarlo.

La crisis de las pensiones ha venido a desnudar la realidad de las empresas estatales y de toda la economía.

Si se toma a las AFP como medidoras de la rentabilidad de la economía estatizada, el panorama es para “ir a misa e hincarse a rezar”.

La tasa de interés que pagan las letras del TGN, ha ido cayendo: la de largo plazo de 15% a 7% y la de corto plazo de 8% a 4%. Si en siete años de gobierno esa tasa ha caído a la mitad, ¿qué se puede esperar para los próximos años?

Si el dinero del Fondo de Capitalización Individual va a ser invertido en esas letras, los futuros jubilados tendrán que pensar en ahorrar de otra manera. O emigrar.

Los Castro comenzaron por decepcionarse de la baja productividad del socialismo y ahora están reinventando la propiedad privada. Para no ruborizarse no quieren admitir que están reimplantando el capitalismo.

Morales ha recorrido la primera parte de ese sendero. Está decepcionado. Y todavía no ha visto el panorama completo. Si preguntara cómo están Comibol, Vinto, ENTEL, ENDE, YPFB, y cómo Cartonbol, Papelbol, además de otras, se pondría a llorar. ¡Pobre!

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario De retorno del estatismo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.