Avisar de contenido inadecuado

Los respetuos mutuos de don Evo

{
}

Recuerdos de presente

Respeto mutuo

Humberto Vacaflor Ganam

El presidente Evo Morales dijo, con la solemnidad apropiada, que, siempre que se garantice el respeto mutuo, él aceptaría restablecer las relaciones diplomáticas con Estados Unidos. Sabias palabras.

Y poco después, con igual solemnidad, dijo que Estados Unidos es el “basurero de los corruptos de América latina”. Por supuesto que no aludía al hecho de que el exministro Sacha Llorenti vive en Estados Unidos.

Quienes se esmeran en buscar coherencia en las cosas que dice el presidente Morales deben recordar que él no se guía por ese tipo de conceptos.

Alguna vez dijo que todos los expresidentes de Bolivia formaban el “sindicato de corruptos confesos” y pocos meses después contrató a dos de ellos para un trabajo específico. Los malintencionados dijeron que al contratarlos estaba demostrando la veracidad de su definición: eran corruptos.

Pero él no lo hacía con esa intención, sino guiado por la conveniencia del momento. No es que la coherencia pueda esperar, sino que cada momento tiene un valor especial y no corresponde someterse a la dictadura de la coherencia.

El problema es, probablemente, para los otros. Si has sido llamado “corrupto confeso” quizá tengas que superar una serie de obstáculos, de tu propia formación moral, antes de aceptar el encargo de quien te tenía en tan baja estima. Ahí pueden tener peso algunas consideraciones pragmáticas, relacionadas con el pago que vas a recibir, pero sigue siendo un problema tuyo. Las cosas se dicen en su momento; no vale la pena buscar sus antecedentes.

Con el concepto de los escrúpulos le pasa lo mismo al presidente, dicen quienes han operado muy cerca de su autoridad.

El problema quizá sea para los países que son aludidos por el presidente. El Departamento de Estado debe estar ahora confundido, pensando que si el presidente de Bolivia quiere o no quiere restablecer relaciones diplomáticas, porque en el discurso de un día se entendía que sí, pero en el del día siguiente se podía entender lo contario.

La receta para salir de estos malentendidos está en lo que dice el canciller David Choquehuanca acerca de la cultura aimara. Se aplica el concepto de los planos independientes, que les permite decir si y no al mismo tiempo sin aferrarse al concepto de la coherencia. No es que ese concepto sea neoliberal; es simplemente diferente. Si el Departamento de Estado lo entiende, mucho mejor.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Los respetuos mutuos de don Evo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.