Avisar de contenido inadecuado

A un querido colega

{
}

Economía de palabras

 

Mi respaldo a Paulovich

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Nunca antes había sentido solidaridad con alguien que tuviera un apellido de origen yugoslavo o bosnio, pero lo hago porque el seudónimo Paulovich corresponde a un paceño de nombre Alfonso Prudencio Claure, también conocido como Paulihno Dos Santos de Oliveira filho.

Mi amigo Paulo es amenazado ahora por un ex ministro de apellido Delgadillo con una acción penal por un artículo en que protestó por el fraude de las viviendas sociales del actual gobierno.

Mi respaldo a Paulo no es solamente de solidaridad con el querido colega al que conocí en Presencia en 1965, hace casi medio siglo, en una amistad que de mi parte es más admiración que otra cosa.

Yo le meto nomás con este mi respaldo y les voy a pedir a mis abogados que usen mi testimonio de la manera que mejor sirva a la defensa de mi amigo. Eso sí, quiero aclarar a mis abogados que si como resultado de esta acción yo tuviera que ir a la cárcel, no diré ante la justicia que ellos fueron los culpables. Hay clientes y clientes.

A diferencia de otros que le meten nomás de manera irresponsable, yo les doy a mis abogados algo de qué agarrarse: Si me llamaran ante la justicia yo podría dar testimonio de que muy cerca de mi casa, en el barrio San Blas de Tarija, el gobierno gastó 24 millones de la moneda nacional para un proyecto de viviendas de interés social que no se construyeron nunca, aunque el dinero desapareció.

Otra ayudita a los abogados. El ex ministro dice que Paulo lo acusó de haber malgastado dineros del Estado y de haberse ido al exterior. Y aclara que él no se fue al exterior. Advertirán los abogados que aquí hay gato encerrado.

A diferencia del ex ministro que pasó por más de tres partidos, mi amigo Paulo sólo perteneció al partido del humor.  Fue el diputado más simpático que haya pisado el parlamento. Alguna vez leyó un discurso en medio de las protestas e insultos de los movimientistas y las barzolas (los mazistas de entonces), hasta que él les reveló que estaba leyendo, palabra tras palabra, un discurso de Víctor Paz Estenssoro cuando era opositor.

Vacaflor.obolog.com

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario A un querido colega

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.