Avisar de contenido inadecuado

Puñalada a la Pachamama

{
}

Economía de palabras

Licencias para callar

Humberto Vacaflor Ganam

Aunque cuenta con un excelente equipo de comunicación y con crecientes simpatías mediáticas, el gobierno del presidente Evo Morales no ha podido explicar cuál es su diferencia con los pueblos originarios respecto de las “licencias ambientales”.

El gobierno ha preferido, en esta materia, definir el derecho de los pueblos originarios a vetar proyectos de explotación de recursos naturales como “obstáculos” que frenan el desarrollo.

Esa definición se ha prestado para que las organizaciones de los pueblos originarios denuncien que el gobierno está traicionando a sus ex aliados en la defensa del medio ambiente y de la Pachamama.

En el fondo, lo que está ocurriendo es que el gobierno ha comenzado a entender que el Estado nacional necesita tener más autoridad que cualquiera de las 34 naciones reconocidas en la CPE en la definición de temas tan importantes como la explotación petrolera, por ejemplo.

Con los hechos, el gobierno está diciendo que los lecos y los mosetenes del norte de La Paz no tienen derecho a oponerse a que ingresen las empresas petroleras.

Y que los pacajes de La Paz no pueden oponerse al proyecto minero de Corocoro. Hay que reconocer que se trata de un tema difícil.

Para hablar claro sobre este caso, el gobierno tendría que admitir que ha ofrecido demasiadas potestades a los pueblos originarios. ¿Cómo se conjuga esto con el estilo demagógico y en medio de una campaña electoral?

Los genios del aparato de comunicación del gobierno todavía no han resuelto el problema. Han enmudecido. Y han dado paso a que los funcionarios del gobierno digan incoherencias sobre el tema.

¿Cómo explicar a los simpatizantes del gobierno boliviano de dentro y fuera del país que, de veras, la Pachamama puede y debe esperar? Tarea difícil para el equipo de comunicación más eficiente que haya tenido hasta ahora un gobierno boliviano.

Este equipo ha sido capaz de ocultar el déficit fiscal del año pasado, ha hecho que nadie hable de la deuda pública (la más alta de la historia del país), ha convertido a las mediciones de la inflación en un instrumento de propaganda, ha sido capaz de vender como éxito de la política petrolera el hecho de que estemos importando gasolina y GLP…

Sin embargo, este desafío es muy grande. Pero los genios de la comunicación lo están pensando.

{
}
{
}

Comentarios Puñalada a la Pachamama

Qué terrible es la ignorancia!!!! Y Bolivia es un país de ignorantes, creo que tenemos lo que merecemos, pero no todos somos como las ovejas que creen en el presidente, ¿porqué nos tiene que tocar aguantar a semejante payaso?
Qué difícil es para los burros aceptar que son burros y que los que estudiaron tienen que gobernarnos, porque si bien no resuelven todos los problemas, ALGO HACEN además de robar.
naty naty 22/01/2010 a las 13:43

Deja tu comentario Puñalada a la Pachamama

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.