Avisar de contenido inadecuado

De puentes y burbujas

{
}

22 sep 17

 

Puentes rotos

 Humberto Vacaflor Ganam (El Diario)

Los puentes pueden caerse por muchas razones y causar diferentes tipos de problemas.

En Cochabamba se rompió un puente por razones de corrupción de un alcalde del partido de gobierno pero la política de impunidad ha cubierto la historia.

 Ahora un puente en Santa Cruz está colapsando y su derrumbe amenaza con acelerar el estallido de la burbuja inmobiliaria de la ciudad más pujante del país.

La historia del puente de Foianini está llena de problemas. Quien lo construyó termino suicidándose cuando la alcaldía cruceña decidió no cumplir su compromiso de permitirle que cobre un peaje para recuperar la inversión.

El puente se convirtió en el único contacto de Santa Cruz con el otro lado del río Piraí y en los últimos años en el único nexo con la más grande especulación urbanística que se ha dado en Sudamérica.

Estaban en venta 1,9 millones de lotes de terreno, como para albergar a una ciudad de 16 millones de habitantes en una inversión concentrada en la propaganda: la Nueva Santa Cruz, la Ciudad del Futuro, el centro urbanístico de Sudamérica, etcétera. Todo esto, con una inversión de US$ 1.600 millones.

Pues ahora todo eso está en peligro porque está agrietándose el único nexo existente, mientras los proyectos para construir otros puentes están paralizados por la acción de grupos ecologistas que se oponen al corte de árboles en las zonas donde deberían estar los nuevos puentes.

Miles de millones de dólares están en juego, pendientes de lo que le vaya a ocurrir al puente que sostenía el “modelo cruceño” en su faceta urbanística.

Si esto llegara a tener repercusiones en la salud de los bancos, podríamos estar ante un efecto burbuja, lo que aconseja tomar previsiones.

El accidente se produce cuando Santa Cruz festeja su mes aniversario con una feria que canaliza las iniciativas de desarrollo de la ciudad que alberga ahora a más potosinos que la ciudad de Potosí y a cientos de miles de habitantes llegados de otras regiones del país.

Por el momento, todos los habitantes del otro lado del Piraí tienen que cruzar el río por las piedritas, como se dice, aunque cuando comiencen las lluvias necesitarían chalanas, si es que los puentes proyectados se siguen demorando.

Mientras tanto, la burbuja está pendiente de la salud del  puente. Si el ingeniero Foianini hubiera podido cobrar peaje, como se había comprometido la alcaldía cruceña, él no se hubiera suicidado y el puente podría ser ahora de cuatro carriles, capaz de soportar todo el desarrollo urbanístico y, sobre todo, la burbuja.

{
}
{
}

Comentarios De puentes y burbujas

Realmente es desolador el futuro si la burbuja estalla...
John Pacheco John Pacheco 23/09/2017 a las 13:00
Como siempre, tan acertado en tu mirada. Un abrazo, Humberto.
Ana Arzabe Ana Arzabe 24/09/2017 a las 19:46

Deja tu comentario De puentes y burbujas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.