Avisar de contenido inadecuado

Psicópata, se busca

{
}

Recuerdos del presente

Psicópata, se busca

Humberto Vacaflor Ganam

 

El ministerio de Gobierno ha llegado a la sesuda conclusión, un mes y medio después de las dos bombas que mataron a doce personas en Oruro, que el autor era, definitivamente, un psicópata.

Es decir que nada tiene que ver con las sospechas originales, que apuntaban a las fuertes fricciones que se dan dentro del partido de gobierno por la sucesión, que cada día parece más inevitable.

Ni tuvieron que ver esas bombas con grupos terroristas ansiosos por volver a las armas, sobre todo porque están decepcionados del autodenominado “proceso de cambio”.

Se descartó, por supuesto, que los autores hubieran tenido relación con grupos terroristas que acunaron a nuestros gobernantes, y menos con aquellos venidos del otro lado del Desaguadero. La explicación: todos esos grupos se han aburguesado y ahora sólo piensan en la bolsa de Nueva York pero no para dinamitarla, sino para invertir en ella.

La pista que dio seguramente el INRA, de que uno de los muertos tenía 132 hectáreas de terreno en Oruro, también fue descartada. Esas hectáreas no contienen ningún mineral.

Eso de que la garrafa que estalló el 10 de febrero se convirtió en una bomba por un “gel” que solo fabrican y venden las Fuerzas Armadas es un detalle que fue archivado en la abultada carpeta de las fricciones entre policía y ejército.

Que el ejército hubiera respondido con acusaciones sobre la mala administración de las cárceles por parte de la policía es otro detalle que deberá ser archivado en la misma carpeta.

Hay dos pistas adicionales de las que no está permitido hablar, porque apuntan al narcotráfico, lo que llevó a la original ocurrencia de anunciar que el responsable de todo esto fue un psicópata. Un loquito, de esos que juegan con petardos, sobre todo en carnaval.

¿Cómo encontrar al psicópata en cuestión? Porque se supone que habrá que buscarlo, aunque nadie lo haya dicho. Se descartó que pueda ser hallado mediante una licitación y menos por una invitación directa, que es el método preferido por el gobierno para los grandes contratos.

El interesado deberá acreditar que no pertenece a ninguna de las bandas internas que se pelean dentro del gobierno. Mejor si dijera que es de un partido neoliberal y tuviera rasgos fisonómicos que permitan identificarlo como forastero, de dentro o fuera del país.

Y listo el pollo.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Psicópata, se busca

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.