Avisar de contenido inadecuado

¿Las promesas, son deudas?

{
}

Recuerdos del presente

Promesas y deudas

Humberto Vacaflor Ganam

 

El argumento de Bolivia en La Haya por la causa marítima, muy bien explicado por Carlos Mesa en todos los foros, se podría resumir así: toda promesa es deuda. Es un principio ético muy conocido.

Pero el gobierno no hubiera podido pedir a Mesa ir a la OEA a defender lo contrario, que las promesas no necesitan ser cumplidas, ni los compromisos, ni las leyes, a propósito de la repostulación de Evo Morales en 2019.

Él no hubiera aceptado el encargo porque está visto que no quiere mezclar mar con votos, ni siquiera con tantas encuestas que lo aluden.

Por eso es que el gobierno mandó allí a un ministro y una diputada, pero no un senador, porque el presidente de la cámara alta perdió el vuelo, y eso que era de BoA, que nunca sale en horario.

Y les fue muy mal. Nadie, ni uno solo de los miembros del Consejo de Seguridad de la OEA, les dio la razón. Sólo recibieron exhortaciones a cumplir las promesas y las leyes. La palabra empeñada.

Defender en La Haya un principio ético y en Washington todo lo contrario dice mal de tu salud mental. Salvo que hayas decidido retirar la demanda en La Haya por estar basada en un principio pasado de moda y, peor todavía, neoliberal.

Es cierto, el gobierno de Evo Morales no es muy versado en eso de la coherencia. Dice ser defensor de la pachamama y de los indígenas mientras sus tractores destruyen los parques nacionales. Dice ser revolucionario y nacionalizador del petróleo pero las petroleras nunca habían ganado tanto como ahora.

En la OEA, el ministro Luis Arce Zaconeta dijo que en Bolivia se respetan los derechos humanos pero solo en Brasil hay 1.100 exiliados bolivianos; uno de ellos, Róger Pinto, senador de la república, murió allí hace poco, después de haber huido del país por denunciar presuntos nexos del narcotráfico con el gobierno.

La exposición de la diputada Gabriela Montaño en la OEA debía haber sido evitada. Oyéndola se entiende porqué los diputados bolivianos duermen o juegan con sus celulares mientras ella habla, celulares que no son de Quipus.

Yo quisiera pedirles que hagan una promesa: no volver a hacer papelones en nombre de los bolivianos. Y que la cumplan.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Las promesas, son deudas?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.