Avisar de contenido inadecuado

Las profecías de Contreras

{
}

Recuerdos del presente

Las profecías de Contreras

Humberto Vacaflor

Hace un año, el entonces vocero presidencial, Alex Contreras, renunciaba al cargo con el argumento de que no quería ser cómplice de las intenciones de Evo Morales de 1) dividir el país, 2) acabar con la libertad de expresión y 3) dejar que el gobierno sea copado por logias de corruptos.
En este mismo espacio semanal propuse entonces que la carta de Contreras fuera tomada como el balance de dos años de gestión del presidente Evo Morales. Pero no advertí que, en realidad, se trataba de una predicción de lo que iba a ocurrir, siempre y cuando no se haga nada por evitarlo. No fue un informe de gestión, fue una predicción, una advertencia.
Un año después de aquellas predicciones, se podría decir que aquel “programa de gobierno” del que desertó Contreras está muy avanzado en su ejecución. Sólo le falta dividir al país, pues la campaña contra la libertad de expresión está muy cerca de cumplir su propósito y la corrupción se está dando un festín.
Este diciembre encuentra al presidente muy ocupado en una febril campaña dirigida a destruir la libertad de expresión. Acaba de decir que odia a 90% de los periodistas del país, ha humillado públicamente a uno de ellos, anunció que prescindirá del periodismo y que a partir de ahora sólo usará sus propios medios, que son una combinación de emisoras estatales y “comunarias” donadas por Venezuela, agencias de noticias creadas por el gobierno o pertenecientes a organizaciones religiosas que apoyan “el cambio”, y la cadena estatal de Tv. Si alguien quisiera, a partir de ahora, estar informado de lo que hace o dice el presidente y su gobierno, deberá confiar solamente en los medios estatales. Sus colaboradores, que forman parte de aquel 10% de periodistas “dignos”, preparan el lanzamiento de un diario que deberá desplazar a todos los que existen ahora. La prensa en que se imprimirá el diario oficial será comprada en Brasil.
La segunda predicción de Contreras está más avanzada todavía. La corrupción controla el gobierno. El caso del contrabando de Puerto Evo es sólo una anécdota. El gobierno ha decidido entregar a las Fuerzas Armadas la administración del contrabando con el propósito de hacerlas cómplices de la corrupción. Las “organizaciones sociales” han sido invitadas al festín, como se ha observado en la prefectura de Cochabamba esta semana. Y hay una combinación entre corrupción e ineptitud, que está dando desastrosos resultados en YPFB, en ABC y, por supuesto, en la Aduana.
Dividir el país. Ese propósito parece inverosímil. Parece una exageración de Contreras, o el producto de la resaca que tenía aquel día, como dijo el presidente Morales para descalificarlo.
Pero, si se mira bien, la tarea está avanzada también en este propósito. El gobierno ha usado la constituyente para mostrar que se propone imponer la hegemonía de una región sobre la otra. La autonomía por la que votaron cuatro departamentos debe ser aplicada como lo quieren los representantes de los departamentos que votaron en contra.
Y se está avanzando en alentar el odio entre las regiones. Si eso servirá o no para dividir al país, se verá después.
Quizá el gobierno, si realmente tiene el propósito de hacerlo, necesite más tiempo para dividir el país. Por eso mira con preocupación el referéndum del 25 de enero.

{
}
{
}

Deja tu comentario Las profecías de Contreras

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.