Avisar de contenido inadecuado

"Primavera árabe" en el ALBA

{
}

Recuerdos del presente

 

Cambio y fuera

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Un estudio sobre la reciente “primavera árabe” elaborado por Stimson, bajo la dirección de Ellen Laipson, dice que los tiranos depuestos llevaban tanto tiempo en el poder que actuaban como si fueran reyes y descuidaron los detalles de gobernar. Lo demás, para llegar a su derrocamiento, fue hecho por el cansancio de la gente, con la decisiva colaboración de las redes sociales de Internet.

 

Las angustias y las actitudes homicidas de Nicolás Maduro en Venezuela confirman que los regímenes que pretendían llamarse “socialismo del siglo XXI” y terminaron siendo tiranías parecidas a las árabes están ahora en proceso de retirada. Embelesados con los altísimos precios de las materias primas que les tocó en la rueda de la fortuna, creyeron que gobernar era hacer filantropía con dinero ajeno.

 

Antes de que llegara Hugo Chávez al poder, el precio del petróleo era de 9 dólares el barril y luego trepó hasta 150. Tenía plata como para financiar su coronación como emperador, o la creación de su propia iglesia, algo que estuvo a punto de lograr.

 

La misma tentación tuvieron los Kirchner en Argentina y Evo Morales en Bolivia, además de Rafael Correa en Ecuador. En Bolivia, se construye un museo en Orinoca para adorar el lugar donde nació el Mesías de la coca.

 

Pero todos ellos han olvidado gobernar, como les había pasado a los que fueron barridos por la “primavera árabe”. La gestión económica del chavismo en Venezuela es un desastre, quizá peor que el descalabro de la política de los Kirchner en Argentina y los preocupantes signos de la gestión de Correa en Ecuador.

 

En Bolivia, el MAS aplica el concepto gonista de “exportar o morir”, porque ha descubierto que sin el dinero de las exportaciones muy caras se acaba su proyecto. Está exportando mayores volúmenes de gas a Brasil, para lo cual debe negárselo a las empresas bolivianas. Su lucha contra el narcotráfico se limita a capturas de pocos cargamentos, porque sabe que ese dinero da a muchos bolivianos la sensación de bonanzas y de “vivir bien”.

 

El sistema que aplica en la asignación de recursos para inversiones públicas es corrupto e ineficiente. Ha optado por sancionar sólo a los corruptos que son “confesos”, mientras solapa a los no confesos, que son multitud.

 

La crisis está próxima. Los árabes lo comprobaron y ahora lo hace Maduro: poner al ejército en contra del pueblo dura unos días, pero al final los tiranos tienen que capitular. Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario "Primavera árabe" en el ALBA

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.