Avisar de contenido inadecuado

Los pocos amigos del MAS

{
}

Recuerdos del presente

 

Muy pocos amigos

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Desde que Philip Goldberg
se fue del país en 2008, expulsado por indeseable, las relaciones de Bolivia
con Estados Unidos están, por supuesto, congeladas.

La expulsión retributiva
de Gustavo Guzmán de Estados Unidos no tuvo ninguna importancia. Este
experiodista se mantiene en el anonimato desde entonces, quizá borrado de las
listas de mimados del gobierno del MAS. Otros de sus colegas que se
improvisaron de diplomáticos con este gobierno han optado por volver a la
profesión, para decirlo de alguna manera, tratando de recuperar los favores del
régimen.

Hay otro embajador
extranjero que salió de Bolivia de manera poco ortodoxa, pero que no hizo mucha
noticia. Marcel Biato fue destituido de su cargo de embajador en Bolivia por
las autoridades brasileñas, a pedido insistente del gobierno boliviano, por el
caso Róger Pinto. Eso ocurrió en agosto pasado.

Desde entonces, Brasil,
el mayor “aparceiro” (socio comercial) de Bolivia, no tiene embajador en La
Paz. El hecho de que Jerjes Justiniano, embajador boliviano en Brasilia, se
mantenga en el cargo, es solamente una muestra más del poco conocimiento que
tienen las autoridades bolivianas de las normas de la diplomacia.

Brasil, el país con el
que Bolivia tiene una frontera común de más de 3.000 kilómetros, que es el
principal comprador del gas natural boliviano y el principal consumidor de la
cocaína boliviana, no tiene un representante diplomático.

Quizá esto se explique
por el estilo sutil, casi aterciopelado, de la diplomacia brasileña, pero es innegable
que provoca escozores en Itamaraty y en Planalto.

En el Palacio Quemado o
en la Cancillería boliviana, ni se han enterado del tema.

Pocos países amigos tiene
el gobierno del presidente Evo Morales, amigos que aprecie: China Popular, Irán
y Venezuela.

Argentina, por ejemplo,
ha salido de la lista de amigos, a pesar de ser el segundo mayor comprador del
gas boliviano (y de la cocaína).

Si tuviera que guiar sus
pasos diplomáticos por los intereses comerciales de Bolivia, el gobierno
tendría que esmerarse en ser amigo de Brasil y Argentina. Eso para el caso del
gas. Para el caso de la droga, se sabe que es un negocio que prescinde de los
gobiernos y de los Estados.

En la balanza comercial,
China tiene mucha ventaja, Irán nos vende otro tipo de know how y Venezuela nos
compra papel higiénico.

Brasil y Argentina son
mucho más importantes.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Los pocos amigos del MAS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.