Avisar de contenido inadecuado

Pobre autoridad electoral

{
}

Economía de palabras

 

Un nombre excesivo

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El Tribunal Supremo
Electoral (TSE) tendría que estar pensando en cambiarse el nombre, porque el
actual le queda muy holgado.

Quizá tenga que volver a
llamarse Corte Electoral, aquella que cometió muchos pecados, comenzando por
haber cobijado a la banda de los cuatro y haber permitido la candidatura del
jefe de una actividad ilegal.

No le obedecen al TSE ni
el gobierno ni los partidos de oposición y ha quedado como un florero (alguien
lo dijo ya) en medio de ansiedades electorales irrefrenables.

Que el presidente Evo
Morales use su avión de nuevo rico para asistir a las proclamaciones ha dejado
de sorprender, en vista de que la Contraloría está en su década sabática, el
parlamento sólo sirve para aprobar sus viajes y los medios oficiales y
paraoficiales sólo sirven para aplaudir.

Que los cocaleros del
Chapare hayan anunciado su decisión de no permitir el ingreso de los opositores
al territorio que les pertenece no extraña a nadie. El TSE no ha dicho ni pío
sobre ese anuncio. Habría que descontarle de su presupuesto un monto
proporcional al territorio que acaba de perder su autoridad.

Los mercenarios que
administran las FARC en Colombia tienen también territorios separados de la soberanía
del Estado, pero lo hacen abiertamente, con uso de armas, con tropas y con
negociaciones regulares con el gobierno del resto del país acerca de quién
regulará qué cosas en qué territorios.

Aquí no. Los cocaleros
del Chapare no negocian con el gobierno central: lo evalúan y le ordenan que
haga tal o cual cosa. La última instrucción dada a los administradores del
resto del país es que tengan un gabinete ampliado, para dar cabida a nuevos
delegados de los cocaleros.

El conflicto del TSE es
que, en vista de estar obligado a permitir todo al presidente-candidato, y
cerrar un ojo para ello, pues debe dejar de ver a los demás.

Se está dando una situación
de “igualdad de oportunidades” o de “que gane el mejor”, en que uno de ellos
tiene todo a su disposición, comenzando por el TSE, mientras el otro está como
el salmón.

Sólo queda una
curiosidad: ¿qué dirán los bolivianos?

Mi sospecha es que ya lo
tienen decidido. Y que el gobierno lo sabe.

Vacaflor.obolog.com

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Pobre autoridad electoral

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.