Avisar de contenido inadecuado

De piratas y cocaleros

{
}

Recuerdos del presente

 

Leyes sin Estado

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Cuando los Estados han
sido declarados fallidos, o simplemente han sido controlados por organizaciones
vinculadas con actividades económicas ilegales, no es el fin del mundo.

En Somalia, por ejemplo,
un Estado que fue destruido por organizaciones ilegales, y ha sido declarado
formal y tétricamente fallido, hay leyes que se cumplen.

Es decir que cuando un
Estado ha dejado de existir no se produce un vacío de normas y leyes: surgen o
reaparecen las leyes de las mafias, que son leyes al fin y al cabo, quizá
anteriores a las leyes de los Estados.

Un estudio hecho por la
ONU e Interpol y revela que la actividad de la piratería en Somalia rindió utilidades
de hasta US$ 413 millones entre 2005 y 2011.

El estudio llegó a
establecer que cada uno de los asaltos piratas tuvo un rendimiento promedio de
US$ 2,7 millones entre esos años.

Se ha hecho una película
sobre el tema, %u201CCapitan Phllips%u201D, con Tom Hanks, que hace del capitán de un
barco norteamericano asaltado por los piratas somalíes en el Cuerno del África.

Los piratas, en este
caso, no son como los que muestra la saga de los Piratas del Caribe, con Johnny
Dipp haciendo de Jack Sparrow, ni tienen la compañía de Keira Knightley, pero
tienen sus leyes estrictas, leyes de la mafia.

El pirata que es
sorprendido consumiendo khat (una droga similar a la coca, porque es un
estimulante) recibe como castigo una multa de US$ 5.000. Es que los jefes
piratas han llegado a la conclusión de que quien consume mucho khat no está en
condiciones para ser un buen pirata. En este caso, el estimulante provoca un
comportamiento irracional, según la experiencia que recogieron lo piratas.

Las organizaciones de
piratas, que son seis muy activas, han llegado a la sofisticación de cobrar a
las empresas navieras un monto anual como %u201Cseguro contra la piratería%u201D.

Las organizaciones ilegales
que han controlado algunos Estados, en suma, tienden a crear instituciones
parecidas a las que tienen los Estados.

Los ilegales somalíes
hubieran querido desentenderse de manejar el Estado, que es un estorbo para
ellos, hubieran preferido el vacío total, pero los países vecinos, todos con
Estados funcionando, más o menos,  pidieron
formalmente que establezcan por lo menos algunas normas básicas.

Estos son rasgos de una
nueva realidad que se da en el mundo. Y si sabemos observar, nos está
respirando en la nuca.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario De piratas y cocaleros

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.