Avisar de contenido inadecuado

Petroleras agradecidas

{
}

Alegría petrolera

 

La presentación que hizo la delegación boliviana en el evento “Colombia Oil & Gas” realizado en Cartagena reveló a las empresas petroleras internacionales que el gobierno boliviano ha decidido cambiar de actitud hacia ellas.

Petroleras curiosas: Informes de YPFB y agencias que le sirven dijeron respecto de la presentación del presidente a.i Carlos Villegas que sus palabras despertaron entre los empresarios la curiosidad por saber cuáles son las nuevas condiciones para operar en Bolivia.

Esas nuevas condiciones no han sido debatidas por el parlamento y es probable que reflejen la ansiedad del presidente Morales y su gobierno por generar un clima legal propicio para la llegada de inversiones.

Cambios de facto: Lo que dijeron esos informes es que empresarios de Colombia, Canadá y EEUU mostraron interés en conocer las nuevas seguridades jurídicas que ofrece el gobierno boliviano incluso antes de que el parlamento las apruebe.

Lo último que se supo de estas nuevas condiciones es el detalle de la devolución de los “costos recuperables” a las empresas petroleras por la gestión 2011, que sumaron US$ 730MM, mientras sus inversiones fueron por US$ 800MM.

El gobierno informó el año pasado que esta devolución sería hecha en Bolivia en solamente cinco años, mientras que en otros países tarda hasta 35 años.

Pachamama devaluada: Las reformas de facto que ha hecho el gobierno del MAS a los principios constitucionales y leyes que daban a los pueblos originarios el derecho a vetar un proyecto que no les gustara, han sido muy contundentes.

Las páginas de información de la red incluyen opiniones de exmasistas en sentido de que el gobierno de Morales ha dejado el indigenismo y se ha convertido en un gobierno cocalero-extractivista.

A este propósito, un informe del BID dice que Bolivia es el país latinoamericano con mayor dependencia de las materias primas en su economía (81%), más incluso que Venezuela y Ecuador.

Contra indígenas: El presidente Morales y el vicepresidente Álvaro García Linera han decidido llamar “chantaje” a los pedidos que hacen los pueblos originarios que piden reparación de los daños ambientes que provocan las empresas petroleras.

Más que todos estos gestos y expresiones, lo que deja ver que hay un cambio profundo en el gobierno respecto de las petroleras es la angustia con que las autoridades hablan de los ingresos por exportación de gas y la importación de diesel, gasolina y GLP.

Cuello de botella: Para la producción de líquidos, que es lo que más interesa al gobierno, y con mayor angustia, hay el cuello de botella del precio que el gobierno ofrece pagar por el petróleo que produzcan las empresas: US$ 27,10/b.

Es probable que los mensajes a las petroleras incluyan el compromiso de que ese precio va a ser modificado en algún momento, para cuando ellas estén produciendo, que sería después del año 2014.

Por el momento, incluso los canales de información muy próximos al gobierno se abstienen de dar los detalles sobre las nuevas condiciones de inversión que hay para las petroleras.

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Petroleras agradecidas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.