Avisar de contenido inadecuado

Nuevos ejércitos auxiliares argentinos

{
}

Economía de palabras

Una campaña diferente

Humberto Vacaflor Ganam

Algo raro tiene esta campaña electoral. Los bolivianos nos habíamos acostumbrado, en este festival de elecciones, consultas y referendos, a que unos días antes de ir a las urnas se anunciaba alguna nacionalización.
Esta vez, seguramente porque está escaldado con el caso ETI-ENTEL, el gobierno ha optado por la mesura. No tiene mucha experiencia en ser mesurado, pero se ha empeñado en mostrarse por lo menos cauteloso y no ha anunciado ninguna nacionalización.
Lo que no ha podido perder es la costumbre de llamar a sus amigos de la región. Si no es Hugo Chávez el que llega en los procesos electorales, no falta Lula da Silva, alguno de los Kirchner o incluso algún huésped de La Moneda.
Unos vienen por simpatía con nuestro gobernante, otros porque quieren el gas natural y hay algunos que vienen porque les entusiasma la idea de que Bolivia se divida, incluso en 36 nacioncitas.
Esta vez fue el turno de la señora K. Este segundo ejército auxiliar argentino del siglo XXI repitió las promesas del primero, que había llegado bajo el mando de Néstor, cuatro años ha.
La señora Cristina mostró que había recibido información sobre la forma de hablar de los bolivianos: se propuso usar diminutivos. Dijo que el gobierno argentino quería aportar “un poquito, muy chiquito”, al triunfo del MAS en las elecciones.
Se fue después de haber suscrito un documento en el que ratifica el compromiso que había firmado su esposo cuatro años antes, pero que no cumplió.
La idea es que Argentina compre un volumen de gas superior en cuatro veces al que compra ahora.
El diario “Valor Económico” de Brasil definió este acuerdo como el compromiso firmado entre un país que no tiene inversiones petroleras con otro que no tiene los ductos para recibir el gas que quisiera comprar.
Eso es, exactamente, lo que impidió que se cumpliera el acuerdo firmado por Néstor Kirchner. Ahora, la empresa Repsol asegura que en el campo Margarita producirá el gas que quiere Argentina.
Es la misma empresa que vende gas natural licuado a Argentina en el puerto de Bahía Blanca.
El único problema es que el precio del GNL que llega a ese puerto es similar al que rige para el gas boliviano que llegaría por ducto.
En su momento, Argentina tendrá que elegir cuál es el gas que prefiere.


{
}
{
}

Comentarios Nuevos ejércitos auxiliares argentinos

Siguen los corruptos de la policia de Unquillo,Cordoba,Argentina, acosando a una mujer e hijo para molestarlos todo el tiempo,asi consiguen que alguna vez se vaya de Unquillo, queremos que se haga justicia,porque esta mujer se crio en Unquillo, y tiene sus derechos como cualquier persona.Gracias
mario mario 19/04/2010 a las 17:03

Deja tu comentario Nuevos ejércitos auxiliares argentinos

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.