Avisar de contenido inadecuado

Las nuevas elites que están engordando

{
}

 

Las nuevas elites

 

Las actividades económicas ilegales predominan por temporadas en las sociedades y eso no es una novedad. Ellas siempre están al acecho, ocultas en los pliegues de las leyes.

Esto ha ocurrido muchas veces en la historia de la humanidad y el desenlace siempre ha sido que la política ha terminado por incluir a la economía ilegal en una nueva realidad de instituciones, instituciones que se acomodan a los intereses de las elites surgidas durante el reinado de la economía ilegal.

Con esos conceptos de la economista italiana Loretta Napleoni comenzó Humberto Vacaflor su exposición “Cómo la economía ilegal domina al mundo” ante el Club de Minería, en los salones del Vienna.

En este momento, por ejemplo, el reinado de la “economía canalla” en Bolivia está en proceso de crear una nueva elite que no sólo está reemplazado a la que existía, sino que será capaz de influir para el diseño de las instituciones que rijan el futuro.

La exposición de Vacaflor fue ilustrada con imágenes de Power Point. El repaso incluyó citas de Francis Fukuyama, Samuel Huntington, Susan Strange, Regis Debray, Joseph Stiglitz, Felipe González, Yegor Gaidar, Peter Andreas, Joseph Schumpeter, Loretta Napoleoni, Claire Sterling y la carta informativa Siglo 21.

Por el furor de la irrupción actual de la economía, no se sabe si el derrumbe de la URSS fue causa o efecto de la crisis que todavía perdura. Los jerarcas soviéticos socavaron la URSS cuando decidieron privatizar sus privilegios, fue el diagnóstico que hizo Yegor Gaidar, el primer Primer Ministro de la nueva Rusia, según dijo Vacaflor. Parece que ese fuera el destino de todas las revoluciones, comentó el conferencista.

La globalización, al poner a los Estados en situación débil ante las organizaciones que operan a través de las fronteras, ayudó para que en este momento las estructuras de los Estados sean batidas por el “ventarrón permanente de destrucción creativa”, como llama a la economía el austriaco Schumpeter. Son las estructuras de los Estados las que están ahora en la mira de ese ventarrón, que tiene la costumbre de llevarse por delante estructuras obsoletas.

Vacaflor dijo que para el actual predominio de la economía canalla en Bolivia no fue decisiva ni la llamada guerra del gas ni la guerra del agua, sino la guerra del Chapare, como llamó al momento en que el Estado boliviano comprobó:

• que no podía aplicar un Estado de sitio en el territorio que supuestamente controla, y

• que la economía real tenía un grado de dependencia demasiado grande de los ingresos generado por las actividades económicas ilegales.

El ayuno al que fue sometido el país con el avance de la destrucción de los cocales ilegales del Chapare, y su impacto en el narcotráfico, además del combate al contrabando, dispuesto por el gobierno de Hugo Banzer, envalentonó a los actores y conductores de la economía canalla, que terminarían tomando el poder político poco tiempo después.

El narcotráfico no es la única actividad económica canalla en Bolivia; quizá sea la mas importante, pero hay otras que florecen libremente con un gobierno que, por supuesto, aplica para todas ellas una actitud de “laissez faire”. A tal punto que el gobierno maneja con una mano la economía legal y, con la otra administra y saca provecho de la economía ilegal. Ha llegad incluso a hacer geopolítica con ambas manos.

La economía ilegal destruyó Somalia, donde el Estado le estorbaba, optó por controlar Bolivia sin destruir el Estado pero copando grandes porciones de territorio, como hace en Perú, Colombia y México, mientras controla Afganistán y Pakistán. Algunos Estados llegan a acuerdos con las mafias, como Japón e Italia. Otros las combaten y se fortalecen al hacerlo, como Estados Unidos.

El ventarrón económico maneja la realidad a su voluntad y capricho. De nada sirven los esfuerzos por entenderla y, menos todavía, por controlarla.

LP17.5.15

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Las nuevas elites que están engordando

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.