Avisar de contenido inadecuado

A nacionalizar la corrupción

{
}

Recuerdos del presente

Nacionalizar la corrupción

Humberto Vacaflor Ganam

El ingeniero Israel Rea Galloso, desde el Beni, propone llevar la urea de Bulo Bulo al Brasil por una carretera que está hecha: el río Ichilo que conecta con el Mamoré y puede llevar la carga hasta Rondonia, en Brasil.
Empresarios de Rondonia llegaron al Beni la semana pasada, sin que lo supiese el gobierno plurinacional, y hablaron de su interés en recibir la urea boliviana y de enviar la soya que allí producen hasta el Pacífico, a través de esta ruta, río arriba.
Hay una “carretera de agua” disponible. El “corredor” está hecho. El problema es que el gobierno no está interesado. No hay una empresa que quiera pagar comisiones. Esa es la falencia de este proyecto.
Dragar los pocos lugares que lo necesitan en esta ruta costaría menos que construir 5 Km de carretera, o de ferrocarril. Si hay vagones y locomotoras ya compradas, se podría hacer con esos trastos un museo, como el de Uyuni o el de Orinoca, de cosas inservibles.
Quizá el país necesita admitir que todas las compras hechas por el Estado pagan una comisión. Hay que reconocerlas como existentes e incorporarlas, con el nombre que se quiera, en los ingresos del Estado.
Las comisiones por las compras serían convertidas en una rebaja del precio. La empresa que pagó US$ 1.000, debe entregar US$ 100 (por lo menos) en forma de comisión, pero no al funcionario, sino al Estado.
Es decir, nacionalizar la corrupción. La fecha de esta revolución sería recordada en el futuro.
Hemos visto una lucha descarnada en las entrañas de YPFB cuando era inminente la firma de un contrato por US$ 2.200 millones para el polipropileno. Era mucho dinero, con comisiones de locura, lo que explica la ferocidad de la disputa, que dejó algunas bajas. Hemos visto las siluetas de quienes peleaban. De los montos, sólo tenemos sospechas.
Luego habrá que tocar temas vetados. Los cocaleros de Chapare ofrecen pagar impuestos. ¿Los van a pagar calculando el precio de la hoja o el de la pasta? El SIN tendría que ponerse duro en este detalle. Tan duro como cuando actúa con las empresas formales, sólo 22% de las existentes.
Nacionalizar la corrupción es la nueva bandera. La “rosca” que controla el gobierno va a dar pelea.
Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario A nacionalizar la corrupción

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.