Avisar de contenido inadecuado

Morir en Buenos Aires, por la libertad de prensa

{
}

 

Recuerdos del presente

 

Una guerra diferente

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Aquí, al sur de la frontera, se está librando una guerra desigual y despiadada de la que no se informa como se lo hace con otras guerras, porque es diferente: es un gobierno lanzado contra dos medios de comunicación.

Difícil situación en que dos medios escritos, que sobreviven a la crisis que afecta a todos ellos en el mundo, reciben los embates de un gobierno populista, representante de una corriente que se renueva siempre en manos de demagogos.

Fui corresponsal para uno de ellos y mis artículos de corresponsal de ANSA en Londres fueron reproducidos por los dos matutinos. Me siento próximo a ambos.

Todos los días que puede, la señora presidente de Argentina lanza críticas a los dos diarios y arenga a sus seguidores para que la ayuden a destruirlos.

Es tan intensa esta guerra que un diario virtual nacido en Ecuador ha informado en estos días sobre lo que ocurre en Argentina. Comienza con estas frases “En apenas unos poco años, ciertos medios de comunicación argentinos han logrado una solvencia económica que no corresponde a la rentabilidad de la naturaleza de su oficio que es informar. La clave ha sido ponerse del lado de la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, elogiar su gestión y atacar a los contradictores del Régimen.”

Y luego presenta los datos que respaldan esa opinión: Dos diarios que se plegaron al gobierno argentino, dos muy malos periódicos, por supuesto, han recibido de la publicidad oficial un total de $ 130 millones. Mientras tanto, el mayor diario de Argentina, que vende cien veces más ejemplares que los dos privilegiados juntos, sólo recibió $ 712.000. Un grupo afiliado al gobierno pasó, en cinco años, de recibir $ 1,7 millones a recibir $ 93 millones.

La guerra es dura y usa recursos prohibidos, como el dinero del Tesoro.

También en Bolivia hay medios privilegiados y medios perseguidos. Y hay medios que fueron comprados, no con publicidad, sino con recursos contantes y sonantes, aunque malolientes, llegados del exterior. Un tercer grupo es de los medios que han sido ganados por el miedo. Son pocos los que resisten íntegros.

Son gobiernos que odian el periodismo independiente. Es que el periodismo está en la base de la democracia desde siempre. El expresidente chileno Ricardo Lagos opina que “la democracia es un invento de Gutenberg” porque nació con el periodismo independiente. Y quienes odian la democracia odian al periodismo independiente.

La batalla de Buenos Aires será recordada por el periodismo. Allí se está jugando el futuro de la libertad de prensa.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Morir en Buenos Aires, por la libertad de prensa

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.