Avisar de contenido inadecuado

Modas de los dictadores

{
}

Economía de palabras

 

Modas totalitarias

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Es inevitable. Los dictadores odian la libertad de prensa. Cuando han decidido ser dictadores, lo primero que hacen es acabar con la libertad de prensa.

Así lo hicieron Mussolini en 1924, Hitler en 1933, Chávez en 2004.

Hitler lo hizo después de incendiar el parlamento. Parece que hubiera una constante. Después de un golpe al parlamento, se da un golpe al periodismo.

Como una grotesca parodia, un alcalde gagá de nuestra geografía acaba de lanzarse contra el periodismo después de dar un golpe en el concejo municipal.

Los golpes al periodismo pueden también ser resultado de algunos errores que cometen los políticos.

Un presidente que no controla su lengua y dice cosas inconvenientes, cree que va a confundir a la gente o disminuir la gravedad de sus palabras atacando al periodismo.

Su defensa equivale a decir que el micrófono se equivocó y distorsionó las palabras del lenguaraz.

Un consejo sano sería decirle a este señor que antes de hablar piense lo que se propone decir. Es probable que termine hablando muy poco, o deje de hablar, pero ese es un método que ayudaría a todos. Y mejor sería proponerle que en lugar de hablar tanto haga la prueba de gobernar. Permanecer en su despacho conociendo cómo están las cosas y descubriendo por qué su ministro de economía está tan angustiado, podría ser un buen ejercicio. Podría quedar mudo de espanto.

Atacar al periodismo no sirve. Romper el espejo no ayuda en nada a la princesa fea. Eso se sabe desde siempre, pero los dictadores, los que lo son abiertamente o aquellos que lo son de manera solapada, ladina, taimada, tienen que probar. Y todos llegan al mismo desenlace.

Quienes tienen la tentación de acabar con la libertad de prensa deberían recordar que sus héroes acabaron muy mal. Mussolini se colgó de un árbol, Hitler se suicidó y Chávez está a punto de ser derrotado.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Comentarios Modas de los dictadores

Interesante también mencionar la manera cómo Fidel Castro acabó con la libertad de prensa desde 1959 cuando incitó al  "puebo" a atacar y saquear los diarios existentes. Incluso acabó con los periodicos creados en 1959 al calor de la revolución, como "Lunes de Revolución", suplemento cultural con cuyo cierre comenzó el control sobre la creación literaria. Chávez no hace más que seguir el ejempló que La Habana dio.
Saludos.
eb eb 06/09/2012 a las 23:13

Deja tu comentario Modas de los dictadores

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.