Avisar de contenido inadecuado

Millonario se compra Bolivia

{
}
[Humberto Vacaflor]

ECONOMÍA Y FINANZAS

Un comprador compulsivo
 
El venezolano Carlos Gil se está convirtiendo en una potencia empresarial en Bolivia a través de compras que hace justo en el momento en que el país está observado por organismos internacionales por el poco control sobre el lavado de dinero.

Aunque los medios de comunicación han decidido, extrañamente, mirar para otro lado, ocurre que el señor Gil es propietario de dos diarios en La Paz, un canal de Tv que cubre todo el territorio, el ferrocarril oriental, la mayor empresa oleaginosa de Bolivia, y avanza sobre empresas del sector eléctrico y cementero.

 

 



13

Son los países del mundo que están peor que Bolivia en servicios de Internet.

100

Veces más que en los países avanzados cuesta en Bolivia la conexión a banda ancha Internet.


14

Perfiles en Facebook por cada 100 habitantes hay en Bolivia, mientras que en Chile hay 53.

El precio del gas natural sigue en una caída que debería empezar a preocupar al resto de los productores a nivel mundial (el año pasado exportó a Brasil). La exportación de gas natural estadounidense podría cambiar los contratos gasíferos en todo el mundo. Las reservas de gas de esquisto “shale” son tan grandes en Estados Unidos que en 2010 el país se convirtió en el mayor productor a nivel mundial superando por primera vez a Rusia..

Ni siquiera los barones del estaño llegaron a tener, los tres juntos, todo el control económico que tiene el señor Gil en este momento, incluso antes de culminar sus operaciones en el sector eléctrico y cementero.

Lo curioso es que el Gobierno anuncia, a través de sus mecanismos “populares”, que se propone poner freno a la venta de tierras a extranjeros, porque, dice, la prioridad la tienen los bolivianos.

El Gobierno tiene que rendir examen el 13 de febrero, dentro de dos semanas, en París, ante el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) sobre lo que haya hecho para llenar los huecos en la legislación contra el lavado de dinero. Además, figura en una lista de doce países elaborada por la “Jersey Commission”, doce países que deben ser sujetos de investigación.

Es probable que el señor Gil use recursos cristalinos para las compulsivas compras que está haciendo en Bolivia, pero sería oportuno que el Gobierno se interese en esos detalles y, si fuera posible, informe al país de algunas compras del ciudadano venezolano.

Por ejemplo, sería bueno saber si la recuperación de los ferrocarriles para el Estado, como se ofreció en la campaña electoral, seguirá adelante o está frenada desde el momento que el señor Gil compró la red oriental.

En Inglaterra, el empresario australiano Rupert Murdoch, que compró el diario The Times, quería comprar otros medios en ese país, pero la Ley antimonopolio se lo prohibió. El señor Gil, en cambio, no tiene obstáculos para seguir copando medios bolivianos. ¿O depende de los socios que uno pueda tener?

 

Gran recesión a la vista

El Banco Mundial ha tomado el altavoz y está advirtiendo que viene una fuerte recesión económica mundial, que castigará sobre todo a los países exportadores de materias primas, como Bolivia.

La economía de Estados Unidos se ha estabilizado pero no aumentará su demanda de materias primas, Europa está en el pozo y la China ha puesto el freno de mano en su economía, en espera de que las otras regiones se recuperen.

A pesar de todos los anuncios sobre el propósito de entrar a la tan esperada y tantas veces postergada industrialización, el actual Gobierno ha perdido una gran oportunidad, la mejor de la historia, para dar aquel paso.

El gobierno chileno creó un fondo con los recursos que obtuvo con un impuesto extraordinario a las empresas mineras, aplicado a ingresos también extraordinarios.

Las autoridades bolivianas del sector siguen analizando con pasmosa parsimonia cómo aplicar una medida similar, pero no se han enterado de que la ola de altos precios se está derrumbando.

Aparte de incrementar el gasto público, contratar a miles de nuevos empleados públicos, crear empresas mal diseñadas y peor administradas, hacer anuncios de industrialización, casi todos concentrados en el Chapare, el Gobierno del presidente Morales no ha hecho nada eficiente en esta materia.

Y la época de vacas gordas se está yendo. Llega la de vacas flacas y encuentra al país sin haber tomado ninguna previsión.

Para la economía boliviana, para los proyectos de industrialización, se acaba de ir un nuevo tren, una nueva oportunidad.

CAUSA

La provincia argentina de Salta informó que el año pasado exportó litio y boro de sus pequeños salares por más de $us 30 millones y recibió inversiones por más de $us 200 millones.

 

EFECTO

Las empresas extranjeras han perdido interés en el salar de Uyuni y ahora sólo hay un velocista de Los Ángeles que quiere usarlo para romper el récord mundial de velocidad sobre tierra.

El Gobierno se molesta con los pueblos originarios que quieren hacer uso del derecho a la “consulta previa” cuando se trata de operaciones petroleras en sus territorios.

Fue el partido de Gobierno el que incluyó la consulta previa en la constitución por su propia voluntad, porque quería tener el apoyo de los pueblos originarios.

{
}
{
}

Comentarios Millonario se compra Bolivia

Si este señor Invierte en Bolivia creo que es algo Positivo, en estos tiempos de incertidumbre en el país, Pocos son los que quieren invertir en el pais y lo que este pais necesita es Inversion.
Saludos Cordiales
Clasificados Bolivia Clasificados Bolivia 11/07/2012 a las 18:52
Felicidades por tus comentarios.
arturo arturo 25/09/2013 a las 01:39
Yo creo que este gobierno actua con doble moral y aplica la ley del embudo ancho para unos y angosto para otros; pero que se puede esperar de exterroristas y cocaleros?
jaime jaime 29/07/2014 a las 20:10

Deja tu comentario Millonario se compra Bolivia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.