Avisar de contenido inadecuado

El miedo de los periodistas

{
}
Periodistas asustados

Los periodistas bolivianos no son de hierro.

La persistente campaña del gobierno y sus seguidores para atemorizarlos está dando resultados evidentes.

La semana pasada, algunos seguidores del presidente maltrataron a periodistas de medios independientes en la plaza de San Pedro de La Paz. Estaban cubriendo la acción de los grupos contrarios a que la justicia remita a la ciudad de Sucre al prefecto derrocado de Pando, Leopoldo Fernández. Y esos grupos decidieron golpear a los periodistas.

Unas horas antes, el presidente Morales había enfrentado a un periodista de La Razón que le preguntó si estaba bien expulsar a la DEA de Bolivia.

Ahora, los periodistas de todo el país se cuidan mucho en todo lo que hacen. La advertencia a los medios de comunicación es muy precisa: las mayorías mandan y las minorías obedecen, según repitió Carlos Mora, presidente del Comité Cívico Popular de La Paz, uno de los agresores.

El MAS ha logrado que en los medios de comunicación más importantes operen verdaderos "comisarios políticos".

En radio FIDES de La Paz operan dos de ellos, que a veces se enfrentan al propio director. En ATB la presión política logró introducir un "analesta" que opina siempre a favor del gobierno.

Se sabe de medios muy importantes donde los "comisarios políticos" aplican, incluso en contra de la voluntad del director, "listas negras" de gente a la que han decidido jamás entrevistar.

La detención de Jorge Melgar, un comentarista de Tv del Beni, fue un mensaje claro del gobierno. Y se completó con la liberación del subteniente George Nava, quien había sido detenido in fraganti después de poner una bomba en un canal de Tv de Yacuiba el 21 de junio pasado.

Los medios de comunicación han optado, con mucha razón, por cuidarse. Y los periodistas están haciendo lo mismo.

 

{
}
{
}

Deja tu comentario El miedo de los periodistas

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.