Avisar de contenido inadecuado

Melgarejo y Morales, hermanos en el tiempo

{
}

Economía de palabras

 

Del salitre al hierro

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El autor Jorge Escobari Cusicanqui, en su libro Historia Diplomática de Bolivia recuerda una frase que parece marcar el comportamiento de los gobiernos bolivianos respecto de las materias primas.

Dice que el chileno Ramón Sotomayor Valdez, ministro (embajador) de su país, escribió el 17 de febrero de 1871 a Santiago un informe sobre el valor que los bolivianos de entonces daban al salitre de nuestro territorio costero.

La frase del diplomático chileno: “En el inmenso abatimiento de este país bajo la administración de Melgarejo, muy pocos son los bolivianos, al menos en los pueblos mediterráneos, que hayan mirado con interés esos descubrimientos que han causado verdadera fiebre de especulación entre nosotros. En el interior de Bolivia se habla del mineral de Caracoles como de un venero descubierto en la Siberia. Parece que esa riqueza no estuviera en territorio boliviano”.

Como se sabe, la “fiebre de especulación” iba a florecer en la invasión del territorio boliviano siete años después.

Unos pocos días antes se había ido, vía Yunguyo, muy deprisa, el dictador Mariano Melgarejo, seguido por furiosos paceños. No por la elite paceña, que acostumbraba mimarlo e incluso soportar las ofensas del dictador; era perseguido por el pueblo paceño.

Cuenta Alcides Arguedas en su Historia de Bolivia que un año antes de partir Melgarejo estaba hablando con el representante chileno en el Palacio de Gobierno, pero que del salón vecino, donde estaba reunida la elite paceña en actitud de adulación del dictador, llegaba un murmullo muy ruidoso. El dictador abrió entonces la puerta que separaba ambos ambientes y gritó: “Silencio, canallas”.

Dos fotografías históricas que muestran el valor que dan los bolivianos a las riquezas naturales cuando están alejadas de la sede de gobierno, y el desprecio de los dictadores hacia las elites que los adulan.

{
}
{
}

Deja tu comentario Melgarejo y Morales, hermanos en el tiempo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.