Avisar de contenido inadecuado

Me pides ahorrar, ¿qué te crees?

{
}

Economía de palabras

 

Que ahorre su abuela

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Mientras el país va
quedando bajo las aguas, un dinámico y revelador debate se da entre el FMI y el
presidente Evo Morales.

El organismo
internacional decidió dar algunos consejos muy puntuales: 1) el BCB no debe
hacer préstamos a empresas estatales, 2) hay que crear un fondo de ahorros.

Muy molesto, el
presidente dijo que en lugar de estar dando nuevos consejos, el FMI debería
resarcir a todos los países que fueron perjudicados por sus anteriores consejos.

El presidente no perdona ahora
todo lo que fue la privatización, aunque en su momento, cuando se estaba dando
el descuartizamiento de YPFB y sus críticos éramos empalados por la propaganda
gonista, él sólo reclamaba por su coca.

Sobre los préstamos que
está haciendo el BCB a empresas estatales no era necesaria una recomendación
del FMI: bastaría que el gobierno se entere de lo que dice la ley del BCB, según
el expresidente de esa institución, Armando Méndez.

El segundo consejo es extemporáneo,
lo que dice mal de la información que tienen los expertos del FMI sobre la
tendencia de los precios de las materias primas.

Si supieran lo que pasa
con esa tendencia, los expertos del FMI deberían saber que Bolivia ha perdido
la oportunidad de su vida de crear un fondo de ahorro: los altos precios se han
acabado.

Lo que lleva este debate
a un terreno muy parecido al debate electoral, con una oposición que pide explicaciones
al gobierno sobre el “despilfarro” de 110.000 millones de dólares.

Los precios de los
minerales ya están en crisis, sobre todo para empresas que han aumentado sus
costos de manera irracional, como Huanuni, que pasó de tener 700 trabajadores a
tener 5.200.

El precio del gas tiende
a buscar una media entre el que se da en Estados Unidos, de 5 dólares, y el que
tiene el GNL en el resto del mundo, que está por encima de los 15 dólares el
millón de BTU.

La respuesta al FMI
debería ser diferente. Que el gobierno se compromete a leer la ley del BCB,
artículo por artículo, y que si se diera una nueva buena racha de precios, como
la que acaba de pasar, pues se podría crear un “fondo de ahorro”. Salvo que el
gobierno prefiera decirle al FMI: “que ahorre su abuela”.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Me pides ahorrar, ¿qué te crees?

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.