Avisar de contenido inadecuado

Un manual del buen presidente, porfa Don Ollanta

{
}

Economía de palabras

Tareas de un presidente

Humberto Vacaflor Ganam

Con un tono algo descortés, el presidente peruano Ollanta Humala se refirió a un tema que ahora es un dolor de cabeza para los bolivianos: ¿cuáles son las tareas de un presidente? En el Perú, dijo Humala, los presidentes no estamos para recoger presos.

Se refería a un preso que está en lo más íntimo de sus preocupaciones, un tal Martín Belaúnde. ¿Qué debe hacer un presidente, de veras?

Revisar lo que dice la constitución boliviana no servirá de nada y no ayudará a encontrar la respuesta. Eso de que el presidente, al asumir el cargo, ha dejado de ser el jefe de su partido y se ha convertido en líder de un Estado-nación, es un concepto superado por las actuales circunstancias.

Para comenzar, el presidente boliviano no es el que dirige un Estado-nación, sino el personaje que encabeza un Estado “plurinacional” en nombre su partido.

Lo que significa esto de plurinacional es algo que muchos bolivianos quisiéramos saber. Don Ollanta tendría que enviarnos un manual sobre lo que debe hacer un presidente porque aquí, con las cosas que pasan, nos hemos hecho toda una confusión.

•¿Debe el presidente tomar juramento a los gobernadores elegidos en cada uno de los departamentos? La CPE dice que no, pero el presidente quiso tomarles el juramento en persona porque le encanta salir en la foto.

•¿Debe el presidente esperar a los autos y motos del Dakar en la frontera? La constitución ignora solemnemente todo lo que quiere decir Dakar, pero nuestro presidente no ha dejado de estar presente en cada una de las entradas de la rauda caravana a territorio nacional.

•¿Debe un presidente, don Ollanta, recibir los taladros petroleros que llegan del exterior, sean chinos o serios? El nuestro, sí lo hace. Y punto.

•Si una potencia extranjera ha de lanzar al espacio un cohete con un presunto satélite, del que ahora no se tiene noticia, ¿debe el presidente asistir al lanzamiento aunque el satélite no sea tripulado, lo que hubiera satisfecho a muchos bolivianos?

Don Ollanta: los bolivianos estamos en una confusión total acerca de las tareas que debe cumplir un presidente. Desde esta columna le pido que, por el afecto que nos debiera tener por aquello de la frustrada confederación, nos ayude a salir de estas apreturas.

Un manual del buen presidente es lo que necesitamos.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Un manual del buen presidente, porfa Don Ollanta

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.