Avisar de contenido inadecuado

Mafias se legalizan

{
}

 Recuerdos del presente

Mafias legalizadas

Humberto Vacaflor Ganam

El presidente José Manuel Santos está contento porque ha logrado
que las FARC se conviertan en una fuerza política, se sometan al veredicto de
la democracia, dejen los territorios donde tienen cocales ilegales y abandonen
la industria del secuestro, por lo menos en territorio colombiano.

El expresidente Álvaro Uribe cree que el acuerdo, firmado en La
Habana, es demasiado condescendiente con una organización que durante medio
siglo atormentó a Colombia.

Santos y Uribe saben que las FARC han dejado de ser una mafia
que sólo operan en Colombia. Saben que desde hace años, con el beneplácito de
Hugo Chávez, operaban en territorio venezolano, a tal punto de haber convertido
al río Orinoco en la principal vía de salida de la droga. Y saben que las FARC
están operando en Bolivia y Paraguay, como una verdadera transnacional.

La ministra de Relaciones Exteriores de Colombia, María Ángela
Holguín, lo dijo en la asamblea de la OEA realizada en Bolivia en junio 2012:
“Sabemos que el éxito nuestro a veces es perjudicial para otros”, cuando
admitía que las FARC estaban operando en territorio boliviano. Se confirmaba
así que las FARC habían decidido emigrar y expandirse.

La legalización de las FARC produce cuando el presidente
mexicano, Enrique Peña Nieto, según dice una versión periodística, habría
pedido a Chapo Guzmán, cabeza del Cártel de Sinaloa, una especie de tregua para
crear las condiciones de seguridad que permitan el retorno de las empresas
petroleras con garantías del Estado mexicano y de la mafia, en partes iguales.

Tiempo de triunfos políticos de las mafias, como se conoce a las
organizaciones, armadas o sindicalizadas, que se dedican a actividades
ilegales.

En Bolivia, los cocaleros del Chapare, donde se da la mayor
concentración de cultivos ilegales del país, han anunciado que ellos decidirán
cuándo se conocerá el Informe sobre la Coca elaborado en 2010 con recursos de
la UE. El gobierno establecido no se atreve a contradecir a los cocaleros ilegales
y sólo atina a decir que el famoso informe no tiene plazo de entrega. Los
cocaleros ilegales también decidirán cuantas hectáreas se necesitan para el
consumo legal interno, una tarea que debía ser solamente del gobierno.

Lo preocupante de todo esto es que, cuando las mafias reciben
carta de ciudadanía, los ciudadanos que sólo se dedican a actividades legales,
honradas, que tributan, podrían tener la tentación de emigrar hacia el lado
oscuro de la economía.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Mafias se legalizan

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.