Avisar de contenido inadecuado

Librepensante y la hipocresía

{
}

LA HIPOCRESIA Y LA MENTIRA DE TORPES COMO MEDIO DE CREDIBILIDAD

Si algo profesional tiene este gobierno es su hipocresi?a. El gobierno de los torpes del MAS es un exquisito representante de la doble realidad. Por un lado la realidad oficial, entre otras, esa la de los “secuestros” del Presidente en Europa y la del Canciller en la VIII marcha del TIPNIS. Esa que fue exitosa en movilizar a la OEA, a parte de UNASUR, al MERCOSUR, instrumenta?ndolos para ayudar a levantar mucho polvo en el campo diploma?tico entre Europa y Latinoame?rica. Hubo muchos que se la creyeron. Por unos di?as Evo fue Latinoame?rica. O esa realidad oficial de las conspiraciones permanentes del imperio, la de los renegados, los neoliberales, esa la de casi todos contra e?l.

Por otro lado existe la otra realidad, la practicada que entre muchos otros ejemplos, atropella y persigue poli?ticamente con su justicia a la clase media, rastrea aviones de una autoridad del Brasil con perros y se calla. Esa realidad que extorsiona, corrompe y se deja corromper con Evo cumple. La realidad con las oligarqui?as creadas en el sector cooperativista minero y en el Chapare, esa que deforma a la sociedad por efecto de la liberalizacio?n de la produccio?n de la coca y el omnipresente circuito coca-cocai?na que alimenta a la economi?a. Es la realidad hipo?crita de un gobierno que usa a la mentira como medio de credibilidad.

Esta hipocresi?a reina sobre la sociedad bajo la engan?osa sombra de una realidad poli?tica compleja y en estado de rehe?n. Que deja a los diversos conflictos nacionales y ahora internacionales en tensio?n permanente. Esto crea al gobierno del MAS un segundo nivel de la realidad que lo necesita como el aire que respira. Este nivel no tiene nada que ver en primera instancia ni con la verdadera actitud de este gobierno ni con su gestio?n misma. Nils Brunsson, economista sueco, diri?a que esta organizacio?n (o este gobierno), esta? obligado a producir “habla” para poder tener la capacidad de “accio?n”. O dicho de otra manera, producir hipocresi?a para legitimarse frente a la heterogeneidad de los grupos que lo apoyan. Despue?s de su “secuestro” en Europa creo? “habla”, a montones, pero ¿cua?l es o sera? ahora la accio?n revanchista de envergadura que viene o venga por detra?s de esta nube de polvo?

Ahora, desde afuera, deben mirar ato?nitos la realidad oficialista practicada. Esa que rastreo? con perros el avio?n del Ministro de Defensa del Brasil y otros dos ma?s, como si se tratasen de transportes narcotraficantes. Esta accio?n del gobierno del MAS no creara mucha “habla” al interior de su “reino plurinacional”, internacionalmente esta? au?n por verse. Pero eso si?, Evo Morales queda ahora muy mal parado. Su grito de vi?ctima de la injusticia, junto a su ridiculez de ofrecer ayuda a los pai?ses europeos con los movimientos sociales de Bolivia para liberarse del imperio, se convirtio? en una vergu?enza completa. Simplemente porque su credibilidad se desplomo? de esta manera al so?tano de la diplomacia inicua e inepta. Aqui? se puede afirmar, sin exagerar, que fue la u?ltima vez que las instituciones latinoamericanas se tragaran la pildorita de vi?ctima de Evo. Tal vez Brasil despierte despue?s de esta “travesura”plurinacional.

Esta profunda hipocresi?a que va mano a mano con la mentira del oficialismo parece ser tolerada por los adeptos de este gobierno, como si se tratase solo del chiste travieso de un quincean?ero. Si es asi?, entonces ¿A que? realidad dieron su recibimiento a la llegada de Evo Morales de Europa? Deja entrever que en estas dimensiones de la doble realidad, en la que se encuentra atrapada emocionalmente gran parte de la pluri-sociedad, siempre se creara?n todo tipo de argumentos para disculpar cualquier pillada, mentira y/o acto hipo?crita de este gobierno, reducie?ndolos al taman?o de un objeto de las Alasitas. Siempre habra? para estos, hipo?critas ma?s hipo?critas.

Si la declaracio?n oficial de hace pocos di?as atra?s fue “una tomadura de pelo”, noticias “infundadas”, o una nueva “conspiracio?n”, hoy es simplemente una “torpeza” de pacos. Al mismo nivel como cuando un camarero hecha parte de una taza de cafe? sobre un cliente y punto. Como por arte de chama?n, los polici?as ahora no saben distinguir a los aviones que revisan, como si se tratasen de gorilas escapados, libres de todo control, haciendo de las suyas en el aeropuerto de El Alto. Desde luego que para este gobierno esto no es abuso ni humillacio?n, porque por definicio?n solo existe un abusado y humillado, Evo Morales. Y es la misma boca despistada del jefecito de la diplomacia plurinacional, que lo habla, sin sonrojarse siquiera. Ma?s bien dando la impresio?n que este gobierno, arrendo? a la verdad vitaliciamente.

¿Asilo? Claro que si?, pero solo para todos los perseguidos del imperio como Snowden, de ninguna manera para el perseguido poli?tico y enemigo a muerte del MAS, Pinto.

Innovacio?n financiera y liberacio?n econo?mica “por la vida”, ¡desde luego! Asi? sea solo esta la innovacio?n de las cuatro ruedas de un banco mo?vil. Pero por otro lado, sin clemencia, la destruccio?n del TIPNIS, de la vida, con orugas de tractores, por las finanzas y su desarrollismo extractivista.

Todas estas contradicciones tajantes del gobierno del MAS no son ni ma?s ni menos, el bastidor de su legitimacio?n poli?tica. Observando co?mo este Gobierno utiliza la mentira como medio para ser crei?bles, parafraseamos a Nils Brunsson en su ana?lisis de organizaciones "que la hipocresi?a del gobierno del MAS no es un problema, sino una solucio?n". ¿Sorprendido el lector? Es una solucio?n para las enormes y toscas contradicciones del gobierno de torpes del MAS que en su realidad practicada, las fabrica casi a diario. Es definitivamente el recurso “natural” del cual salen los distintos “productos” poli?ticos del MAS. Es esta realidad que produce para todos los que emocionalmente apoyan a este re?gimen. Es parte medular de su discurso inconsistente para poder estabilizar el apoyo de sus clientes poli?ticos. Por lo tanto, integrar a la hipocresi?a y como consecuencia a la mentira como parte esencial del discurso, organizacio?n e imaginario masista, es como una po?liza de seguro para su sobrevivencia poli?tica en Bolivia. No puede sin ellas. Vive de ellas y el pueblo au?n soporta sus “pilladas”... pero considerando las lecciones histo?ricas de Bolivia, ¡el di?a en el que tambie?n el pueblo despierte, llegara?!

Carlos Jahnsen Gutierrez 19.07.2013

{
}
{
}

Deja tu comentario Librepensante y la hipocresía

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.