Avisar de contenido inadecuado

La lección-desafío de Mujica

{
}

Recuerdos del presente

                             La verdadera amenaza

Humberto Vacaflor Ganam

 

Simon Jenkins, escribiendo para The Guardian, propone el premio
Nobel de la Paz para el “heroico Uruguay por haber legalizado la marihuana”.

El discurso de José Mujica sobre este tema no es tan claro como
la traducción de Jenkins. No estamos ante un caso de “traduttore, traditore”,
sino todo lo contrario.

El razonamiento del columnista es que Mujica, y los uruguayos
que apoyan la medida, se han percatado de que el verdadero peligro para las próximas
generaciones no es la droga, sino el narcotráfico.

Palabras de Pepe Mujica: “"Partimos de lo
siguiente: así como está la cosa se lo dejamos regalado al narcotráfico. Y el
narcotráfico tiene efectos más destructivos que la droga, porque nos pudre toda
la sociedad". "Nosotros queremos robarles el mercado, pero con la vía
represiva no alcanza", aunque aceptó que podría "dar marcha
atrás" en caso de que "la realidad nos demuestra que estamos
equivocados".

Desde los años 70, cuando se habló de legalizar las drogas en
todo el mundo, el tema se ha estancado y sólo ha producido una guerra
interminable, además de muchos libros. Mi amigo René Bascopé Aspiazu escribió
por esos años “La Diosa blanca” y desde entonces se ha escrito mucho sobre esta
“Guerra falsa” (título de otro libro).

Es decir que Uruguay está tomando una medida difícil, heroica,
como dice Jenkins, dirigida a socavar las bases del narcotráfico, el verdadero
peligro para nuestros países.

Este es el panorama que observan los uruguayos: México controlado
por cárteles asesinos que aspiran a incursionar en la política, Colombia
negociando, casi de igual a igual, con unos mercenarios del narcotráfico, Perú
mirando cómo crece un cáncer similar en la zona del VRAEM y Bolivia con un
superestado cocalero que alimenta al narcotráfico portador de la violencia, además
de un sistema financiero paralelo.

El mensaje uruguayo es que la verdadera amenaza es el
narcotráfico.

Para enfrentar esa amenaza, Bolivia necesita, de veras y no de
burlas, acabar con la coca ilegal y dejar solamente 6.000 hectáreas. Las
patrañas con que se defiende la actual situación, patrañas que incluyen la distorsión
de estadísticas sobre el consumo tradicional de la hoja, son cómplices del
narcotráfico, es decir de la amenaza.

Si acabara con la coca ilegal, Bolivia podría ser propuesta por
alguien para el premio Nobel para Bolivia.

Vacaflor.obolog.com

 

 

 

 

{
}
{
}

Deja tu comentario La lección-desafío de Mujica

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.