Avisar de contenido inadecuado

Lacayos del imperialismo... chino

{
}

Economía de palabras

 

Improperio inoportuno

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Pocos días después de que el presidente Evo Morales llamara “lacayos del imperialismo” a los presidentes de los países de la Alianza del Pacífico llegó la grata noticia de un diálogo entre ese grupo de países con el Mercosur.

Duró poco esta guerra fría que se estaba dando en la región entre los dos bloques de países que militan en bandos supuestamente opuestos por abismos ideológicos.

Corresponde ahora que el presidente Morales se disculpe ante los países de la Alianza del Pacífico como homenaje y contribución al diálogo iniciado, salvo que prefiera callar con la esperanza de que olviden lo que dijo.

Sin embargo, sería perjudicial para la imagen del país que los otros gobiernos de la región se acostumbren a no tomar en serio lo que diga nuestro presidente. No es un loquito cualquiera, es el presidente de todos los bolivianos, ratificado por una reciente elección.

Por lo tanto, corresponde una disculpa. Para elaborarla, se podría usar el argumento de que, en realidad, pensándolo bien, la Alianza del Pacífico tiene como potenciales socios de primer orden a Estados Unidos y a la China, las economías más grandes del mundo.

Y que aquí estaríamos ante una lamentable confusión, porque el señor presidente no quisiera dar lugar a que nadie sospeche que hubiera aludido al imperialismo chino, que lo es para los bolivianos sólo en lo comercial.

La aclaración podría recordar que nuestro presidente sí tiene diferencias con la otra potencia, con Estados Unidos, desde los tiempos de la erradicación forzosa de cocales en el Chapare. Pero que, como está registrado en la historia, las guerras causadas por las drogas, como la del opio entre Inglaterra y China, terminan a veces en abrazos.

Quizá estas ideas no sirvan, pero que el país le debe una disculpa a la Alianza del Pacífico, no cabe duda, incluso porque Bolivia forma parte el Mercosur con más derechos que Venezuela.

Algo hay que decir. Atribuir el improperio al periodismo sería muy forzado, porque la frase fue dicha desde un balcón del Palacio Quemado y transmitida incluso por CNN.

Ya es tarde para un contundente e irreverente desmentido, como el que hizo el ministro de Economía al negar que Bolivia esté prestando dinero a países latinoamericanos, como había dicho el presidente en Roma.

David Choquehuanca, señalado como el sucesor, podría decir algo.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario Lacayos del imperialismo... chino

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.