Avisar de contenido inadecuado

Informe sobre la minería

{
}

Importancia de la minería

Jorge Espinoza Morales

 

La economía del Alto Perú y luego de gran parte de la vida republicana de Bolivia estuvo basada en la minería. La explotación de la plata en el Cerro Rico de Potosí nutrió las arcas españolas durante toda la colonia. En la república, a pesar de la menguante explotación de este cerro así como de muchas otras minas más pequeñas, junto a la producción de la Compañía Huanchaca de Bolivia con Pulacayo, que se constituyó en la mina argentífera más importante del país entre las décadas de 1870 y 1890, hicieron que continuara la dependencia económica de la plata hasta fines del siglo XIX, en cuyos últimos años su precio empezó a caer.

A comienzos del siglo XX se inicia la era el estaño cuyo precio iba en continuo ascenso, a la inversa que el de la plata. Sustituyó a ésta y se constituyó en el sostén económico del país hasta octubre de 1985 en que su preció se hundió en la Bolsa de Metales de Londres. Desde 1989 el zinc, la plata, y el oro se constituyeron en los principales minerales de exportación, aunque sin el peso económico que tuvieron en su momento la plata y el estaño.

Entre 1826 y 1959 la participación de la minería en el valor de las exportaciones fue de aproximadamente 95%. La máxima participación histórica de la minería en las exportaciones fue en 1954 con el 99,2%. Puede afirmarse entonces que hasta la década de 1950 Bolivia fue mono exportadora de minerales, y desde entonces su participación fue cayendo con altibajos hasta 19,4% en 2005, debido a los bajos precios, a su declinación por el agotamiento de yacimientos y a la falta de nuevas minas, así como a la aparición de nuevos productos de exportación como el gas natural y la soya.

Los últimos años debido al incremento de los precios de los minerales, la exportación minera se ha incrementado sostenidamente y llegó a su máximo en 2012 con 3.781 millones de dólares (M$us). La minería es el segundo rubro en generación de divisas luego del gas natural y el tercero en tributos. Veamos algunos indicadores anuales promedio de la minería entre 2010 y 2012: su exportación promedio fue 3.242 M$us, que constituyó el 35% de la exportación total; contribuyó anualmente por regalías con 143 M$us, que beneficiaron a las gobernaciones con 121 M$us (85%) y a los depauperados municipios próximos a las minas con 22 M$us (15%), así como con impuestos para el Tesoro General del Estado, en una cantidad mayor a las regalías.

En el contexto minero merece destacarse la mina San Cristóbal que con una inversión de 1.400 M$us, se convirtió en la principal productora de plata, zinc y plomo del país, representado sus exportaciones entre 2008 y 2012 el 35% de las exportaciones mineras. El 2008 hizo posible que el crecimiento del PIB del país se incremente en un 39% de 3,78% a 6,15%, uno de los más altos de la región.

En septiembre de 2013 el Presidente de FENCOMIN Alejandro Santos declaró que los cooperativistas pasan de 150.000, mientras que estadísticas del Ministerio de Minería y Metalurgia muestran que a 2011 los trabajadores de COMIBOL eran 5.732, de la minería mediana 4.650 y de la minería chica 1.075 (que seguramente subió), lo que daría un total de más de 161.000 trabajadores, que muestra que esta actividad es la principal generadora industrial de fuentes de trabajo en el occidente del país, especialmente en los departamentos de Potosí, Oruro y La Paz, donde hasta ahora no existe una actividad económica alternativa, constituyendo entonces una respuesta al angustioso problema de la desocupación. Este enorme contingente humano necesita para su labor equipos, herramientas, insumos, repuestos etc., varios de ellos fabricados por la industria nacional.

Entre 2010 a 2012 la minería produjo en promedio 1,26 millones de toneladas de concentrados minerales y metales, que fueron transportados dentro y fuera del país, favoreciendo al transporte automotor. La minería crea infraestructura para sus operaciones en lugares alejados y deprimidos (carreteras, agua, energía eléctrica etc.), que favorece también a los municipios cercanos, incentivando su desarrollo.

Tomando cuatro miembros por familia, dependerían de la minería 640.000 personas (cifra de lejos la mayor en la historia minera de Bolivia), que al necesitar alimentos, vestimenta, vivienda, transporte etc., dinamizan sobremanera el comercio, la industria y el transporte.

Mientras la minería mediana aporta fuertes inversiones, alta productividad, tecnología de punta y adecuado control ambiental, la minería chica y especialmente la minería cooperativa crean miles de fuentes de trabajo. El Gobierno debe incentivar a todos los sectores de esta actividad, porque un cierre de minas causaría graves problemas sociales, que después incluso podría llegar a la delincuencia.

{
}
{
}

Deja tu comentario Informe sobre la minería

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.