Avisar de contenido inadecuado

Impuestos como arma política

{
}

Recuerdos del presente

 

Para salvar a Aerosur

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Hace tres años y medio, un matutino paceño fue salvado de la liquidación gracias a la oportuna intervención de un comprador venezolano y la desinteresada cooperación de las autoridades de impuestos.

El matutino debía al fisco cinco millones de dólares y las cobranzas eran tan perentorias que los propietarios lo pusieron en venta.

Hecha la transacción, la oficina de impuestos mostró tal grado de flexibilidad con el nuevo propietario, que nunca más se habló de la deuda.

Algo parecido ocurrió con una red nacional de Tv, que debía tres millones de dólares, pero que fue comprada, casualmente, por el mismo venezolano, y tampoco se volvió a hablar de la deuda con el fisco.

Ahora se trata de salvar el trabajo de 1.500 bolivianos, además de mantener en operaciones una línea aérea tan necesaria en el país de los bloqueos permanentes de carreteras.

Las autoridades de impuestos conocen la metodología. Quizá consista en dejar el expediente de la deuda en la gaveta de los cobros no tan urgentes. O quizá se trate de una condonación. Eso no se sabe por ahora, pero en algún momento se sabrá.

El inversionista William Petty está pidiendo ahora un poco de “flexibilidad” a las autoridades de impuestos, a fin de que pueda practicarse su plan de salvataje de Aerosur

En habiendo los precedentes mencionados, pues habría que proceder. Si faltaren los elementos políticos y todo lo demás, se podría pensar en la necesidad de salvar a una empresa y con ella el trabajo de tantos bolivianos.

Se podría, también, pensar que esos aviones nuevamente en operación servirían para distribuir por todo el país las ediciones del matutino paceño comprado en 2009 y de esa manera llevar a todos los rincones el verbo del gobierno, comenzando por los mensajes del vicepresidente. Y se podría usar esos aviones para llevar también las ediciones del otro matutino del gobierno, este abiertamente oficialista, aunque mejor escrito.

La oficina de impuestos acaba de informar que aplicará criterios de flexibilidad para que los ciudadanos del país puedan presentar sus declaraciones juradas y el pago de impuestos después de sus plazos, en vista de que el país está viviendo la más rotunda rebelión policial de su historia y los bancos están cerrados.

Es decir que el fisco tiene posibilidades de actuar con sabiduría y aplicar flexibilidades oportunas para el caso de inversionistas extranjeros y también, como se ve ahora, para los contribuyentes simplemente bolivianos.

De lo contrario, en el caso de Aerosur se estaría ante un hecho que se parecería mucho a la venganza política contra un empresario que ya ni siquiera está en Bolivia ni tiene conexión con la empresa.

Que no se diga que este es un gobierno vengativo. Por lo menos habría que eliminar una prueba de ello.

Hay que hacer todo lo posible porque exista un buen servicio de transporte aéreo. Los cocaleros están bloqueando carreteras en Cochabamba y La Paz. Los cooperativistas mineros bloquean la ruta La Paz-Oruro-Cochabamba.

Un gobierno con tanta experiencia en cuestión de bloqueos de carreteras tendría que saber que sólo por avión se puede viajar en Bloquivia.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Impuestos como arma política

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.