Avisar de contenido inadecuado

El poder de la ignorancia

{
}

Recuerdos del presente

El poder de la ignorancia

Humberto Vacaflor Ganam

 

Mi relación con la novela “1984” de George Orwell comenzó en 1984, en Londres, donde yo estaba viviendo. Todos compraban su novela escrita en 1948 sobre lo que él suponía que sería el mundo en 1984, un mundo dominado por dictaduras comunistas. Por los años en que el irlandés escribió la novela, dos tercios de los  países del mundo estaban gobernados por regímenes comunistas, ninguno como resultado de elecciones.

Desde entonces se han llegado a imprimir 30 millones de ejemplares de la novela, que es buscada por los lectores en diferentes épocas, según cómo van las cosas en el mundo.

La sospecha de que fue un profeta, un Julio Verne de la política, me llegó el 2 de mayo de 2011, cuando las tropas de Estados Unidos mataron en Pakistán a Osama Bin Laden. Este ingeniero experto en demoliciones había derribado las torres gemelas de Nueva York el 11 de septiembre de 2001 con un método muy efectivo: introduciendo en ellas unos supositorios de gasolina en forma de aviones, que lamentablemente llevaban pasajeros.

Con ese espectáculo de terror comenzó el actual siglo.

La novela de Orwell reapareció en mi vida diez años después de aquel horrendo espectáculo. Uno de los jefes militares que participó en la operación de asedio y eliminación de Bin Laden en Pakistán en 2011 dijo a los periodistas algo que me estremeció. 

-¿Cómo identificaron ustedes la casa donde estaba viviendo el terrorista?

-“En esa casa no había Internet”, fue la respuesta.

Años después, contemplando a Jessica Chestain, (La noche más ocura) yo seguía temblando. Es decir que tener Internet en tu casa hace que estés al alcance del “Big Brother”.  Y si no tienes Internet en tu casa, eres sospechoso.

Esto ayuda a entender el profundo fondo de las diferencias que tiene Estados Unidos con China por el dominio de Internet y los sistemas de espionaje de la gente. 

Winston Smith, el personaje de la novela, vivía en un cuarto “monoambiente” con una pantalla gigante en el fondo, donde se podia ver a “Big brother”, siempre, mirando y siendo mirado.

Y ahora, tantos años después, vivo en un país donde gobierna un régimen que proclama, como en la novela de Orwell: “La ignorancia es la fuerza”.

Era un profeta.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Comentarios El poder de la ignorancia

Muy acertado y Real lo que sucede con la soya
Felicidades.
Alberto Capriles Alberto Capriles 10/06/2019 a las 18:32

Deja tu comentario El poder de la ignorancia

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.