Avisar de contenido inadecuado

La herencia del MAS

{
}

Recuerdos del presente

 

Herencia preocupante

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

Quienquiera que gane las elecciones de este 12 de octubre debe estar advertido de los problemas que deberá enfrentar en los próximos cinco años.

La recomendación es no buscar culpables, porque los gobernantes que se dedican a buscarlos terminan perdiendo tiempo. Y si a la curiosidad le añaden odio, el tiempo perdido llega a ser muy largo.

Esta es una lista, incompleta, por supuesto, de los problemas que deberá encarar el nuevo gobierno:

• El país se ha hecho de una muy mala fama en la región, a tal punto que candidatos presidenciales de Brasil y Argentina, el primero con fuertes posibilidades de ganar, anuncian duras políticas contra el narcotráfico boliviano. Tienen la idea de poner a Bolivia en una especie de cuarentena hasta que elimine la coca ilegal y frene al narcotráfico. Quizá esos dos países no lleguen a tomar decisiones como la que tomaron en 1971, pero siguen con la actitud de “hermanos mayores”.

• Las actividades económicas ilegales predominan en el país. Son protegidas por organizaciones supuestamente sindicales que reclaman el derecho de sus afiliados a violar las leyes bolivianas. Para frenar a estas organizaciones no sirve mucho ofrecerles amnistías, como el caso de los vendedores de ropa importada ilegalmente, que recibieron dinero para dedicarse a otras actividades y terminaron gastando la plata pero no cambiaron sus actividades. Tampoco sirve darles responsabilidades políticas a sus dirigentes, porque lo que ocurre es que las actividades ilegales siguen creciendo, con más fuerza.

• El país se ha endeudado mucho en estos años, con la creencia de que los altos precios de las exportaciones se van a mantener por siempre. Quienes endeudaron al país se basaron en el espejismo de los altos precios, que triplicaron el PIB, en un caso de hidropesía. Una caída de los precios actuaría como una liposucción. La deuda equivale ahora a 60% del PIB, de ese PIB inflado, lleno de aire.

• El territorio nacional está cubierto de actividades delincuenciales, como los corredores aéreos que traen y llevan la droga desde y hacia países vecinos. Las ciudades han sido invadidas por sicarios de los cárteles, según denunció el viceministro Felipe Cáceres.

Por razones de espacio debo frenar esta enumeración. Un último consejo a quien sea elegido: no sea soberbio porque, al fin y al cabo, como dijo Borges, la democracia es sólo un abuso de las estadísticas. Algún día mereceremos no tener gobiernos, dijo también.

Vacaflor.obolog.com

{
}
{
}

Deja tu comentario La herencia del MAS

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.