Avisar de contenido inadecuado

Hechos y no palabras

{
}

 

Un gobierno honesto

De salida, la primera versión del masismo está haciendo cosas que parecerían una mala propaganda para el binomio oficialista.

• La semana pasada, la mayoría oficialista en el parlamento destituyó del cargo a la ministra Rosario Canedo, con lo que dejó sin quórum mínimo a la Corte Suprema de Justicia.

• Unos días antes, esa misma mayoría aprobó un informe cuestionado de la comisión que investigó el caso del “terrorismo” de Eduardo Rozsa, muerto el 16 de abril en Santa Cruz, con lo que facilita el enjuiciamiento de importantes líderes cruceños.

• La semana pasada aumentó la lista de las organizaciones ambientalistas decepcionadas con el gobierno a raíz del caso Corocoro. La Liga del Medio Ambiente (LIDEMA), que había recibido a Morales como el mesías de la protección de la naturaleza, se sumó a las críticas del Consejo Nacional de Ayllus y Marcas del Qullasuyo (Conamaq) y del Foro Boliviano del Medio Ambiente y el Desarrollo (FOBOMADE).

Ahora es el LIDEMA el que pronostica choques violentos entre mineros y agricultores de la zona, después de que el gobierno violó las normas de concesión de la licencia ambiental para esa mina.

• Quizá haya que añadir a esta lista la actitud prepotente con que están actuando los medios de comunicación comprados por capitales amigos del gobierno.

¿Errores o mensajes?: Hay quienes creen que estos son errores cometidos por colaboradores del gobierno que están fuera de las listas y que quieren recomendarse para cargos diplomáticos.

Pero hay otros que atribuyen estas decisiones a un comportamiento de honestidad política. Es decir que a partir de ahora nadie podrá alegar que no fue advertido de lo que se venía.

Y de esa manera se responde a la pregunta que se hacen muchos bolivianos: ¿Qué hará el MAS cuando tenga el control de todos los poderes del Estado?

Pues ahora se sabe que procederá a actuar como en estos días de la recta final de la campaña. Al enemigo hay que golpearlo con todo.

La primera noche de la huelga de hambre de la ministra Canedo en el parlamento, la policía no permitió que le hicieran llegar una frazada. Además, un diputado oficialista, bien abrigado, la insultaba.

Este estilo despiadado del gobierno tendría el propósito de acelerar el proceso de acercamiento de sectores burgueses a las filas del MAS. Si esos sectores se estaban sumando al oficialismo por un elemental instinto de previsión para no quedar fuera del poder durante los próximos cinco años, ahora tienen el impulso del terror para darse prisa.

Mensaje de las palabras: De todos modos, el presidente Morales está, con palabras, diciendo lo contrario de lo que su gobierno dice con los hechos en estos días.

Dice que se propone gobernar para todos, que en cuatro años ha aprendido algo y que en los próximos cinco lo mostrará. Ha disminuido el uso de la “wipala” en sus reuniones, ya no insiste en cantar el himno con su pose de pasajero de micro y hasta da la impresión de que falta poco para que aparezca con una corbata.

¿Qué hará realmente? El tiempo lo dirá.

{
}
{
}

Deja tu comentario Hechos y no palabras

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.