Avisar de contenido inadecuado

Hay que preñar a las nubes

{
}

Recuerdos del presente

 

Nubes preñadas

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El presidente Evo Morales tomó unadecisión revolucionaria. Decidió bombardear las nubes con agua a fin de que produzcan lluvia en las regiones de la sequía.

Ha descubierto que gobernar no consiste solamente en cosechar los sembrado por otros y que, a veces, cuando las cosas se ponen difíciles, hay que sembrar, incluso agua.

El descubrimiento llegó después de que el presidente había avistado, sin mucho esfuerzo a pesar de su conocida miopía, con solo una caminata, una laguna virgen en la región de donde sale el aguapara La Paz. Su vista resultó más aguda que los defectuosos lentes del satélite chino que le costó al país 300 millones de dólares. Eso es tener un presidente con visión aguda.

Preñar las nubes con agua es una idea muy buena. Podría llevar a que, con el mismo criterio, el gobierno se proponga descubrir algún yacimiento de gas, o hacer algo que muestre su iniciativa propia para mostrar que se puede valer por sí sólo.

¡Las veces que el presidente podía haber ido a pasear por la cordillera real y descubrir, a  ojo pelado, otras lagunas vírgenes en lugar de estar inaugurando improductivas canchitas de fútbol en el país! ¿Te has dado cuenta de cómo cayó la calidad del fútbol boliviano como consecuencia de las canchitas que fueron cubiertas por el plástico verde y convertidas en predios cerrados en estos diez años?

Ahora, después de este descubrimiento de una faceta desconocida del arte de gobernar, el gobierno podría esta rentrando en su segunda etapa, aunque sepa que podría durar muy poco, incluso si se cumplieran los plazos electorales sin ningún contratiempo.

Entregar el tema del agua a un ministro especializado en camiones es algo desalentador, porque podría suponer que todo el esfuerzo del gobierno se dirigirá a transportar el líquido en cisternas. Pero con la idea de inocular agua a las nubes hasta que sean capaces de concebir lluvia se abre la posibilidad de otro rumbo revolucionario.

En cuestiones de agua, este gobierno no fue muy afortunado. Puso un museo de homenaje al presidente y a la revolución que supuestamente él ha encabezado, y lo puso a orillas del lago Poopó, pero ocurrió que el lago se secó casi de inmediato. ¿Alergia a las revoluciones?

Lo peor que le ha pasado es haber presenciado la suspensión de las operaciones de la CBN en La Paz, por falta de agua. Ahora, la cerveza Paceña se produce en Santa Cruz, igual que la Potosina, conservandoo sus nombres.

Vacaflor.obolog.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Hay que preñar a las nubes

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.