Avisar de contenido inadecuado

La globalización está cambiando

{
}

Globalización 2.0

 (Siglo 21)

En una reciente publicación del FMI, Sebastian Mallaby, uno de sus investigadores, asegura que ha nacido una nueva faceta de la globalización que no será afectada por las nuevas tendencias aislacionistas.

LOS HECHOS

Entre la caída del Muro de Berlín en 1989 y el temprano inicio de la crisis financiera mundial en 2007, los flujos internacionales de capital crecieron de 5% del PIB mundial a 21%; el comercio aumentó de 39% a 59%, y el número de personas que vivían fuera de su país de nacimiento se elevó en más de un cuarto. Estas dos décadas fueron celebradas y deploradas como la era de la globalización.

LO MALO

Los flujos internacionales de capital se han desplomado, el comercio se ha estancado y solo sigue en marcha el movimiento transfronterizo de personas. ¿Presagian estos sucesos el comienzo de una nueva era, quizá de desglobalización?

Más allá de lo que se lee en los titulares, la globalización estaría cambiando, no estancándose ni revirtiéndose.

Si la globalización es el proceso de compartir ideas y recursos a través de las fronteras, hay evidencia para el optimismo.

GLOBALIZACIÓN FINANCIERA

La globalización financiera se ha revertido, pero su nuevo nivel puede ser más saludable. Más aún, la inversión extranjera directa representa ahora una proporción mucho mayor de los flujos transfronterizos totales.

GLOBALIZACIÓN COMERCIAL

En cuanto al comercio, el clima político hostil es perjudicial, pero los datos recientes sobre el intercambio comercial son menos preocupantes de lo que parecen. A su vez, el movimiento de personas, quizá la más importante de las tres formas tradicionales de globalización, sigue superando el crecimiento de la población mundial.

MIGRACIÓN QUE AÚN CRECE

Si en definitiva la globalización consiste en liberar a los individuos para buscar inspiración y oportunidades más allá de sus fronteras, o tan sólo para escapar de las duras circunstancias imperantes en su entorno, hay escasos signos de una desaceleración.

GLOBALIZACIÓN 2.0

Pero el motivo más convincente para ser optimistas es otro. En estos últimos 15 años ha surgido un cuarto canal de globalización, apenas reconocido cuando cayó el Muro de Berlín. Hoy se comparten ideas, datos, noticias y entretenimiento a nivel mundial por Internet, en cantidades que opacan los canales tradicionales de interacción a través de las fronteras. El Instituto Mundial McKinsey considera que esta globalización digital ejerce ahora un impacto mayor en el crecimiento del que ejerce el comercio de mercancías. Millones de pequeñas empresas sin escala suficiente para lanzarse físicamente al extranjero se han convertido en exportadores a través de los mercados en línea. Unos 900 millones de personas usan las redes sociales para conectarse con amigos o colegas en otros países.

GLOBALIZACIÓN FUTURA

El avance de la globalización depende de dos fuerzas: la tecnología, que facilita los viajes y la comunicación, y las políticas que respaldan un mundo abierto. Lo destacable acerca de la década de 1990 fue que ambas fuerzas operaron juntas: la telefonía y los viajes más baratos se vieron reforzados por la apertura de China y por una serie de avances en la liberalización del comercio: el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, el Mercado Común Europeo y la Ronda Uruguay.

Es innegable que el mundo se encuentra en una nueva era: la tecnología aún impulsa la integración, pero la resistencia política crece. Sin embargo, por el momento, el lastre de la política parece ser más débil que el empuje de la tecnología. No habiendo ningún shock verdaderamente catastrófico —como una guerra mundial o una depresión— lo más probable es que la globalización siga adelante.
 

{
}
{
}

Deja tu comentario La globalización está cambiando

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.