Avisar de contenido inadecuado

La fortuna busca un líder

{
}

Recuerdos del presente

El dedo de la fortuna

Humberto Vacaflor Ganam

La fortuna está buscando a un sustituto, o quizá a una reemplazante, o solamente un rival, del actual líder boliviano.
La fortuna no ha olvidado que esto es Bolivia, y que en Bolivia las cosas no son permanentes.
Con eso en mente, se ha propuesto jugar con algunos nombres.
Hace poco, por ejemplo, dio a Juan del Granado una excelente oportunidad. Los diarios llegaron a decir que el MSM (el partido del alcalde paceño) estaba rivalizando con el MAS (el partido del líder de turno) en seis departamentos.
Pero algo le pasa a Del Granado que no se dio por aludido con este mensaje de la fortuna. Había sido señalado como la figura política que podía encabezar a la oposición.
El alcalde se achicó –si cabe en término, dada su estatura- o quizá sólo se arrugó cuando recibió los primeros embates del duro estilo del MAS. Acostumbrado a estar del lado del gobierno y de sus ataques contra otros, nunca había probado la dureza de los golpes. Hasta entonces, cuando el gobierno atacaba o golpeaba a alguien, Del Granado sólo atinaba a llevar la segunda voz, con ataques de acompañamiento, para mostrar su afiliación al “cambio”. Pero ahora, al recibir los embates en sus espaldas, se doblegó. Dijo que iba a hablar “con mi hermano Álvaro”.
Entonces, la fortuna lo descartó y miró para otro lado, en busca de otra figura.
La encontró muy cerca del actual líder. La rueda de la fortuna hizo un giro parecido al de la ruleta y sacó del cuenco una ficha inesperada.
Félix Patzi, mi compañero en un programa muy famoso de la Tv, fue el señalado.
Quienes le tendieron la trampa para que sea detenido por la policía, con muy oportunos reporteros, y en supuesto estado de ebriedad, estaban actuando en calidad de amanuenses de la fortuna.
Primera reacción del MAS: insultar, atacar, amenazar, hasta humillar. El tratamiento que había tenido tan rápido efecto en Del Granado no pudo doblegar al intelectual aymara. Los látigos masistas encontraron unas espaldas anchas y sobre todo un boliviano digno para quien Evo Morales no es el fin de la historia de Bolivia.
Desde la tierra de Túpaj Katari y de Zárate Vilca lanzó Patzi un desafío histórico. Propuso el cambio, pero en serio. Respaldado por la memoria del líder que fue lapidado por los españoles y del que fue traicionado por los líderes paceños, Patzi propuso la verdadera descolonización.
Se sabe que sus relaciones con el vicepresidente Álvaro García Linera no eran buenas. Un testigo de los hechos relató que en las reuniones para definir el tema de las autonomías indígenas, Patzi y García Linera se trabaron en una exigente discusión. El testigo dio su veredicto: Patzi es mucho más inteligente que García Linera, pues el debate terminó cuando el vicepresidente, ante la falta de argumentos, golpeó la mesa y exigió respeto para su investidura.
En fin, que el masismo ha encontrado a un aymara verdadero que cuestiona el principio de la obediencia ciega a Evo Morales. Y lo hace cuando el proceso de endiosamiento había llegado al máximo.
Las propuestas de Patzi son mucho más profundas que la simple defensa de cultivos ilegales. La tesis aymara es mucho más rica en ideas, si la explica Patzi.

{
}
{
}

Deja tu comentario La fortuna busca un líder

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.