Avisar de contenido inadecuado

Una firma poco seria

{
}

Economía de palabras

 

Firmar a ciegas

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El presidente Evo Morales ha dicho que teme ir a la cárcel cuando haya dejado el cargo por los errores que pudiera estar cometiendo ahora, aunque luego dijo que, camino a su celda, él delataría a los ministros y abogados que sabían de esto y no se lo advirtieron.

Quizá pueda aplicar otro método para no ir a la cárcel en el futuro. Podría comenzar por leer lo que firma. Eso quizá lo obligue a demorar alguno de sus viajes; la entrega de algunas canchas con césped sintético podría esperar, igual que los insultos a los periodistas.

En estos días su gobierno está enfrentando por lo menos dos casos provocados por decisiones no meditadas.

Los cañeros de Bermejo piden al gobierno el cumplimiento de un Decreto Supremo, el número 29874, de diciembre de 2008, por el cual se dispuso la instalación de un nuevo ingenio azucarero en esa frontera sureña.

La ministra Teresa Morales ha observado ese decreto y lo ha calificado de irresponsable (a todos quienes lo firmaron), además de anunciar un proceso de investigación para dar con los culpables (y no ha sido despedida).

La ministra tendría que saber que el principal responsable del DS 29874 es el que encabeza las firmas: el presidente Morales. Parece que los juicios al presidente no tendrán que esperar mucho.

Otro tema que aflige al gobierno es el contrato con la Jindal Steel & Power, de 2007, que incluye el compromiso de entregar a esa empresa volúmenes de gas natural que ahora no existen.

Por culpa de ese contrato, autorizado por S.E., el gobierno está en aprietos, tales que le obligan a amenazar con romper el contrato, a proponer nacionalizaciones precipitadas, a ofrecer soluciones por debajo de la mesa, todo por no atreverse a decir que YPFB no cuenta con el gas necesario para el desarrollo interno del país.

O sea que el presidente debe leer lo que firma. Y su idea de decir “yo no fui” en el momento de ir a la cárcel es de cobardes.

Vacaflor.obolog.com

 
{
}
{
}

Deja tu comentario Una firma poco seria

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.