Avisar de contenido inadecuado

Evo y la tabla del 10

{
}

Recuerdos del presente

 

La tabla del 10

 

Humberto Vacaflor Ganam

 

El presidente Evo Morales volvió a dedicar más de media hora de su mensaje a comparar cifras de la economía con las de 2005, sin percatarse de que podía sintetizarlas con mucha facilidad.

En lugar de decir que en las inversiones crecieron de 600 a 6.000 millones de dólares y la renta petrolera de 300 a 3.000, etcétera, podía decir que todo se multiplicó por diez.

Y para eso le bastaría mencionar que en 2005 el precio del gas era de 0,90 dólares por millón de BT y ahora es de 10 dólares. Es decir que a las cifras de hace diez años hay que aumentarles un cero. Y eso es todo.

Quizá se trate de alguna falta de coordinación y fallas en su equipo de comunicación, pero él insiste en dar cada uno de los datos, incluso en relación con la participación del IDH de cada departamento y alcaldías y universidades.

Incluso él mismo podía haber advertido ya, después de repetir el ejercicio en cuatro mensajes presidenciales anuales, multiplicados por dos, porque lo hace también el 22 de enero, que todas las cifras de 2005 son las mismas de ahora, con otro cero al final.

Si hubiera ahorrado a los bolivianos toda la tabla del 10 en su mensaje, podía haber tenido tiempo para explicar en detalle cómo es que ahora, después de cinco años, se producirá un déficit fiscal.

Llegó a decir, porque se estaba despidiendo, que la culpa fue de las inundaciones en el Beni y del G77.

Lo de las inundaciones se puede entender, aunque ahora se sabe que los ganaderos perjudicados por el desastre deben presentar ante los bancos, como garantía hipotecaria, no sus tierras inundadas, sino inmuebles urbanos. Sobre llovido, mojado.

Lo del G77, pues algo se sospechaba. Unos 1.300 invitados juveniles para la pre-cumbre, con pasajes de ida y vuelta pagados, hotel, viáticos y obsequios. Que se repitió ya con la cumbre senior, con pasajes de primera, hoteles de cinco estrellas, viáticos VIP, más obsequios de oro. País Atahuallpa.

Y los honorarios de todos los patriotas que ayudaron a que se realice semejante acontecimiento que vino a cambiar la historia de Bolivia para siempre, como salta a la vista. Sólo la avenida G77 está mal, pero todo lo demás anda de perlas.

¿Se sabrá alguna vez lo que costó este festival de la Bolivia saudita? ¿El contralor habrá regresado de sus diez años sabáticos?

Vacaflor.obolog.com
 

{
}
{
}

Deja tu comentario Evo y la tabla del 10

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.