Avisar de contenido inadecuado

Lo que Evo no entiende

{
}

No entiende

 

La semana pasada quedó nuevamente muy claro, ante el asombro de la mayoría de los bolivianos, que:

LO QUE NO ENTIENDE

• el presidente EMA no ha terminado de asimilar su derrota del 21F,

• que la sigue atribuyendo a la injerencia del imperio y a la acción de las redes sociales,

• que considera posible revertir esos resultados con una acción decidida en las redes sociales

• y que, por lo tanto, no entiende que su gobierno, e incluso su liderazgo personal, están en franco descenso.

LA ESPERANZA DEL RE-RE-RE

Todo esto lleva al presidente y a sus seguidores, a mantener una inverosímil esperanza en la posibilidad de volver a intentar alguna acción constitucional que le permita ser candidato, de todos modos, en 2019.

Con regularidad que podría ser comparada a una planificación ordenada y dosificada, alguna estructura del masismo repite la consigna: la batalla no ha terminado y el presidente EMA tiene que ser candidato en las próximas elecciones.

La semana pasada fue el turno de los llamados “interculturales”, es decir los “colonizadores”, que abren senderos y chacos en los montes para el ingreso de los cocaleros. Ellos dijeron que el caso no está cerrado. Y el presidente les dijo que en diciembre habrá una nueva “cumbre de las organizaciones sociales”, donde seguramente surja alguna propuesta para insistir en la re-re-re.

UN DEBATE DIFÍCIL

Planteado así el debate político, resulta difícil para los opositores o para el ciudadano común, con cierto grado de preparación y raciocinio, reaccionar ante esta actitud del masismo. La derrota del 21F no ha sido asimilada y es cuestionada por el propio presidente.

Esta actitud de ofuscación, o de simple ignorancia, es inmune incluso a los efectos del vendaval de denuncias que recibe ahora el gobierno, y el propio presidente, como efecto del “caso Zapata”. Y, si a eso se añade la denuncia de los obispos (ver página 1), se comprende que en este debate político hay un frente que no entiende, que habla otro idioma, que razona de manera diferente o que tiene una estructura mental que no le permite asumir la realidad de un Estado organizado.

A LA CAZA DE TRAIDORES

En esta dirección, las cosas llegan al colmo con regularidad pasmosa. El propio presidente EMA pidió a sus seguidores en esa reunión en Cochabamba que le ayuden a identificar a los funcionarios del gobierno (“a los que trabajan para nosotros”), que hubieran votado por el NO en el referéndum.

Quizá él no lo haya advertido, pero acaba de abrir una olla de grillos, acaba de proponer un “todos contra todos”, pues cualquier masista querrá ahora denunciar a algún funcionario del gobierno de haber trabajado a favor del NO, sólo por quedarse con su puesto en la administración pública. Es probable que se habiliten ahora, para atender este caso, oficinas especiales en las que el gobierno reciba las denuncias que acaba de pedir el presidente.

Los ciudadanos, encogidos por el asombro, miran este espectáculo y algunos de ellos se preguntan cómo el país ha caído tan bajo.

{
}
{
}

Deja tu comentario Lo que Evo no entiende

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre

Los comentarios de este blog están moderados. Es posible que éstos no se publiquen hasta que hayan sido aprobados por el autor del blog.